Tecitos mágicos para mamá

Recetas que le quitarán el estrés

Seguramente tu madre o abuela utilizaban los tecitos para curarlo todo.  La sabiduría milenaria de esta practica es incuestionable. Por eso, en las barras de diversos bares internacionales la tendencia es mezclar con infusiones. Este 10 de mayo echa la copa con tu madre, ella gradecerá que, en lugar de una nueva aspiradora, le regales una tarde de cocteles.

Técnicamente será una tarde de té pero con piquete.

Deja de preocuparte porque la taza se desbordó, toma una copa, prepara alguna de estas populares recetas de cocteles con infusiones y festeja a la autora de tus días. No olvides llevar galletitas o macarons para completar la experiencia.

Para que se sienta como reina: Royal Tea Gin

Es un coctel inspirado en la Reina de Inglaterra. Es elegante, fresco y con un sabor que le sacará una hermosa sonrisa a mamá.

Qué lleva: 2 oz. de ginebra Tanqueray, 2 oz. de té earl grey, gotas de jugo de limón amarillo y una cucharada de azúcar. Decora con un espiral de cáscara de naranja.

Cómo se hace: En una taza con agua infusiona el té durante tres minutos, luego deja enfriar. En una copa cocktail pon el azúcar y añade las gotas de limón, forma una pasta, deja caer una cubos de hielo, el té a una temperatura razonable y la ginebra. Remueve hasta que todo se vea perfectamente integrado. Decora con la cáscara de naranja.

Vuélvela tu amiga: Gran Blueberry Tea

Esta alegre combinación de licores lleva una de las infusiones a la que más cualidades curativas se le atribuyen: blueberry. Es de conocimiento popular que ésta disminuye la inflamación y es considerada un poderoso antioxidante. Que no te sorprenda si al segundo trago empieza a “netear” contigo.

Qué lleva: 1oz. de té de blueberry, 1 oz. de té orange pekoe, 1oz. de Gran Marnier, 1 oz. de Amaretto, zarzamoras y moras frescas.

Cómo se hace: Deja infusionar cada té durante tres minutos en una taza de agua, déjalo enfriar. Sirve hielo en un vaso Collins e integra los ingrediente uno por uno, mientras agitas el contenido. Como toque final, sumerge zarzamoras y moras azules dentro del vaso.

57949Cocktail.
Cocktail. (Getty Images)

Consiéntela con cítricos: Limoncello Citrus Tea

Para probar este sofisticado coctelito en copa martinera, con sabores tan exóticos como el del rooibos, nada mejor que armarle una tarde con sus mejores amigas. Sé su bartender y convierte la experiencia maternal en un capítulo de Sex and the City. Te aseguramos que no olvidará ese festejo.

Qué lleva: ½ oz. de Limoncello (licor de limón) , 1 ½ oz. de ron blanco, 2 oz de té rooibos con vainilla, ralladura de jengibre fresco, 1 cucharada de jarabe de agave, limón y sal de jengibre para el escarchado.

Cómo se hace: Hierve dos bolsitas de té durante tres minutos en 2 tazas de agua, añade la ralladura de jengibre al té aún caliente. Coloca todos los ingredientes en una coctelera con hielos, agita durante 10 segundos, cuela y sirve en una copa martinera escarchada con sal de jengibre y azúcar.

Muéstrale su lado trendy: Apple Chai Tea Martini

Saca de la taza una de las bebidas favoritas de las madres y transfórmala en un elegante y sofisticado martini. Este trago es ideal para la mamá que se deja querer y es fan del chai (es más, cuando lo pruebe se le quitara la idea de que este tipo de té solo va con “leche”). 

Qué lleva: 2oz. de té chai blanco, 1 ½ oz. de vodka Ketel One, 1 ½ de sidra Strongbow Gold ,1/2oz de manzana fresca macerada, ½ cucharada de jarabe de agave.

Cómo se hace: En una taza con agua infusiona la dos bolsas té durante tres minutos. Mientras se enfría, deja caer en una coctelera con hielos el vodka, la sidra, la manzana macerada, el jarabe de agave y al final el té. Agita durante 10 segundos, cuela y sirve en una copa martinera.

57948Té para mamá
Té para mamá (Getty Images)

Libera a su artista interior: Irish Tea Party

Utilicemos una creación que se popularizó durante las celebración de San Patricio en el 2013. Se trata de una original combinación de absenta, scotch y té verde. En cuanto tu mamá lo pruebe preguntará si lleva anís. Recomendamos servirlo después de la comida: funcionará como digestivo para la sobremesa. Es un trago que la hará olvidarse de cualquier tensión.

Qué lleva: 2oz. de té verde, 2oz de Jamenson, ½ oz. de Pernod Absinth, 1 ½  cucharada de azúcar y una cáscara de limón para decorar.

Cómo se hace: Infusiona el té taza con agua durante tres minutos y agrega el azúcar. Mientras se enfría, sirve la media onza de absenta en un vaso alto, añade hielo, sobre él deja caer whisky, al final sirve el té y remuévelo con un agitador.

Tuvieron que pasar varios siglos para que alguien decidiera combinar algún té con alcohol, así que habrá que utilizar todo el potencial de esos intensos sabores.