Oporto

Para la sobremesa...

 

Este es un vino portugués que aplica como digestivo o aperitivo. Hay blancos y rojizos. Los conocidos y más ricos son los rojizos vintage o tawny de 10 años o más. Se toma en un copa tipo porto . Ahora el trago es dulce con un sabor muy similar a la ciruela y a la uva asi que te recomendamos que lo acompañes con quesos fuertes o con un postre como un tiramisú o un helado. Tómalo desapacio, disfrútalo, pues después de unas cuantas rondas puede que se te mueva el piso un poquito y no querrás sentir la cruda de oporto al día siguiente. Pide que te sirvan uno en la Casa Portuguesa, no hay nada como hacer tributo al trago en la escenografía perfecta.