Manual de etiqueta cantinero

Cuatro tips para sobrevivir al intento

¿Qué pensaron, que ir a la cantina era comer y cantar? No, hay reglas básicas que deben observarse: ya no se trata de beber como la gente, se trata de hacerlo con estilo.

Lee este artículo completo y las 52 mejores cantinas del DF en el número de aniversario de Chilango de noviembre, con la que festejamos 11 años.

1. Usa zapatos, pantalones y playera (camisa, de preferencia)

Las cantinas son producto de la historia y la civilización. Se construyeron en las zonas centrales de las poblaciones. No es correcto ir fachoso. Si vas a degustar los placeres más refinados de la evolución humana, debes poner de tu parte.

2. No seas bocafloja

Es verdad que los beodos suelen tener el hocico muy flojo, pero los que saben beber, incluso cuando ya no pueden juntar dos sílabas, usan palabras domingueras y culteranas. No uses albures de verdulero metido a político, menos si llevas damisela.

3. Evita pasarte de rosca con las meseras

No creas que por recibir sonrisas estás recibiendo el visto bueno para ir a sexear con la fémina en cuestión. Ser amable es su chamba. Recuerda que pueden escupirte las bebidas y la comida. Si son de las que venden caro su amor, no estás en una cantina: fíjate si hay tubos a media pista.

4. Evita el contacto físico con otros parroquianos

A menos que sean tus cuatotes, no los toques. Ni siquiera cuando te hubieran invitado una rondas. Los briagotes aguantan hasta mentadas de madre, pero en el momento que les tocas la espalda, la mano o la orejita, pueden pensar que eres de gustos alternos. Y no falta el loco violento.

“Las 52 mejores cantinas botaneras”, mes de noviembre, ya se encuentra disponible en nuestro Kiosco Digital &#43  http://bit.ly/Chilango-noviembre

81959Portada
Portada