Bares con estilo cantinero

Lo mejor de dos mundos

Si no tienes plan para este fin de mes, quieres empezar desde temprano y, si es posible, desde el jueves; además, se te antoja juntar a una buena banda, resucitar el dominó y platicar tranquilamente entre copa y copa, nosotros te decimos en dónde encontrarás un lugar relajado y divertido que tenga todo en uno.

Ésta es una selección de cantinas-bar-cervecerías que logran un equilibrio catalogado como “Neocantinero”. Van nuestras 5 propuestas:

La Arrogante

Es la reina del concepto “neocantinero”. Ubicada en una casona con historia, en este lugar encontrarás botana y platillos bien servidos. Tiene uno de los menús de cervezas más impresionante de la ciudad, y a precios justos para los bolsillos trabajadores. Éntrale a “Las seis de la semana”: Novato o conocedor disfrutarán por igual esta interesante selección de chelas. Si vas por alguna marca en especial, te aseguramos que ahí la encontrarás. Hay cervezas de Bruselas, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, mexicanas y del resto del mundo (probamos una Mikkeller de Dinamarca que esta riquísima) Su atención, el estilo, la música y los toques complementan el cuadro de un lugar en el que pasarás varias horas a gusto. En: Orizaba 145, Roma. 5264 6369

La Celestina

Coyoacán tiene lo suyo. Este bar-cantina (cuya locación recuerda una cava española) es una de las opciones más eclécticas y divertidas del sur de la ciudad para ponerse al día con los cuates o –más tarde– seguir el reven  ahí mismo. La selección musical es novedosa y sobresaliente: mezcla indie, soul funk y sorpresas, dependiendo el ambiente. Puedes echarte una chelita o un mezcal, acompañado de un memorable aguachile negro de camarón. Si la carrera será larga –y el grupo es mixto– pueden pedir una botella del mezcal de la casa con botanas, como croquetas de jamón serrano o la torta de pulpo. Mención aparte merece su coctelería. Pide un Acertijo (lleva licor de xoconostle, pepino, melocotón, manzana en cuadritos, hierbabuena y refresco  de jengibre). No te arrepentirás. En: Caballo Calco 14, Coyoacán.5554 8920 

55517La Celestina
La Celestina (Edgardo Contreras)

Havre

Rompe la rutina y cáele a un lugarcito rústico y acogedor. Esta taberna-pizzería. instalada en el sótano de un edifico estilo francés, tiene ambiente desenfadado y horno de leña. ¿Qué más se puede pedir? Hay chelas artesanales, entre ellas la de marca propia (se llama “popular” y está muy buena). Hay vino y mezcales seleccionados con mucho criterio y a buenos precios. También ofrecen una original carta de cocteles. La especialidad de la casa son las pizzas y una lasaña que deben probar. Puedes pasar una tarde tranquila, alejada del bullicio y el exceso de chamba solo o con tus cuates. Es más, ya entrada la noche hasta puedes aplicar la cita romántica. En: Havre 64, Juárez.5207 4398

El Depósito

Otro espacio dedicado a la cerveza. El sueño de todo chelero hecho realidad. Con más de 160 marcas en su haber, este bar cantinero es una de las opciones más relajadas de la zona. Es de los pocos lugares donde puedes beber cualquiera de las Mexicali, una jabalí o la famosa “chupacabras” de barril. Ya con el apetito abierto, recomendamos probar la pizza Depósito y la Bianca de pavo. Para botanear pide las palomitas, que son un clásico. Nos gusta el ambiente. Se puede platicar y los meseros no ejercen presión aunque lleves un buen rato. Con estos calores ¿quién dijo sed? Cáele. En: Baja California 375, Condesa, 5271 0711

La Montejo

Muchos dicen que este lugar es una cantina; sin embargo no es sólo que a una hora determinada se llene de “puros ñores”. Digamos que esta casona encaja en el concepto porque, si llegas pasadita la hora de la comida, el público asistente cambia. Aunque no aseguramos que alcances los deliciosos tacos cachondos y las quesadillas de papa, justo a media tarde la concurrencia se vuelve de treintañeros en busca de una chela y un panucho de cazón pa’ botanear, con ganar de platicar, jugar dominó o cubilete. Hay un coctelito con vodka y cebolla morada que pueden pedir las chicas que no tengan ánimo chelero, se llama la Cascada, no siempre está disponible pero vale la pena preguntar. En: Benjamin Franklin 261, Condesa. 5273 5344.