Lugares celestiales

Para el calorcito, copeo en la nubes

Liga, bebe y come en el para?so.

 

Nos estamos derritiendo. Antrear con este calor no es nada
diferente a rockear en el slam. Y es desagradable por que rozas brazo con brazo
y sientes el sudor desagradable del de a lado, tu look se ve perjudicado por
que ya ni el peinado mantienes y lo único motivante…chicas semi desnudas en
busca de tragos helados para calmar el bochorno.  Mejor evita el mal momento y echa los drinks al aire libre.
Van cinco lugares para romancear, cachondear, botanear y por supuesto, copear.

 

 

Skyybar WTC: Revienta en el cielo

No es el típico lounge con mesitas privadas, es un antro
ubicado en la punta del WTC que explota dos elementos mega atractivos: la vista
a la ciudad y el jueves de ladies night
. Pocos lugares en la ciudad mantienen
una concurrencia fiel y leal y este es uno de estos. El Skyybar además de que
enfiestas al nivel de las nubes, maneja precios excesivamente seductores para
los bolsillos rotos y promos que incluyen tellas por ahí de los 300 varitos.
Los jueves, las damitas son las consentidas, shots toda la noche para ellas.

 

Condesa DF: Chubasco de sakes

Una razón para copear en este lugar: sakes de sabores.
Empezó siendo un lugar para mamonear, en el que personajes (poco agradables) de
la farándula copeaban en grande y socialités se presentaban
para…ehmm…¿socializar? Sin embargo es un lugar condechi, eso del glamour
pretencioso nomás no da es bueno para el "bisne". Hoy es un lugar trendy, donde
cenas ricos pero donde sobre todo pruebas las mejores combinaciones de sakes de
la ciudad
. Pide el sake de cereza, frío o caliente, rico y pegador. 

 

Cielo de Cortés: Con vista al centrito

Podríamos decir que llegó para hacerle la competencia a todo
"open-air-lounge" de la ciudad, pero aunque tiene el mismo concepto, el Cielo
de Cortés es sin duda el mejor de la categoría. ¿Por qué lo recomendamos tanto?
Desde su apertura  mantiene la
calidad en el botaneo y los tragos. Hay entradas muy ricas y sencillas, como
las tapas de jamón serrano o los spring rolls de verdurita. Los martinis llevan
frutitas naturales, como moras, frambuesas y cerezas.
Pide el Martini Cielo y
disfruta de estas tardes calurosas en este hot spot del centro.

 

Valkiria: Tragos en el Edén

Dos palabras: Mamón y caro. Pero vamos, que esto no sea una mala primera impresión. Muchas veces lo caro si resulta lo mero bueno. Así
que si quieres un lugar especial para celebrar, este es una buena opción. No
podemos negarlo, una cena aquí es un deleite al paladar aunque un asalto a la
cartera. Aun así, vale cada centavo. Te recomendamos probar la ensalada
silvestre que lleva pistaches, queso de cabra y aderezo afrutado…un manjar. No
dejes de probar el martini de lychee, nada empalagoso, poco pegador, pero muy
rico.

 

Classico La Cúspide: Antreando con buena vista

Es un antro, completamente cerrado, pero con una terracita
para que te escapes del bochorno de la muchedumbre. Como dice su nombre, esta
en la punta norte de la ciudad, así que la vista que ofrece te inspirará para
que le eches el verbo a tu ligue de la noche. La cadena no es dura, los tragos
rolan entre los 70 varos, nada fuera de la realidad, las chicas visten con
ultra-minifaldas y la música esta para pulir la pista toda la noche.
No podemos
dejar de mencionar que el bartender del lugar recibió un reconocimiento el años
pasado como el mejor barman de México. Aunque preparan buenos cocteles, la onda
es aventarte shots de redoxones, boligoma o perlas negras.