La que dejó huella

Seleccionamos las mejores

 

Y así empezó la historia…

Casi no tomo pero cuando lo hago me da por ligar y como ejemplo tengo el jueves pasado. Fui a un antro a echarle porras a mi primo que tiene una banda, para empezar, el chico con el que iba a ir me canceló de último momento y fui solo con mis primas. Le ví el lado positivo y dije “ahora si  me voy a ligar a alguien” sabiendo de antemano que iba a encontrarme con 2-3 chicos que me gustan. Pues bien, llegamos pedimos una botella, la cual terminamos acabándonos entre dos personas, y se empezó a hacer ambiente. Ya para cuando la banda de mi primo empezó a tocar yo ya veía doble. Después de bailar y gritar como una loca, decidí hablarle al chico que me encanta. Precisamente pertenece a la banda, desde hace tiempo que sabe que me gusta y que quiero TODO con el pero es de esos chicos cara bonita un tanto desinteresados frente a la estabilidad. Patán de patanes pero aun así me aventuré y me acerqué a él con el único fin de comérmelo a besos.

 

Y lo peor…

Estabámos en plena sesión cuando la celosa y envidiosa de mi prima me jaló y me dijo que ya nos íbamos. La verdad es que estaba muuuy contenta y no quería dejarlo ahí sin despedirme de él. Me despedí y todo quedó ahí, pero me alejé con una gran sonrisa en mi rostro por haber cumplido mi objetivo de la noche. Ya en el carro empecé a sentir los efectos del alcohol al por mayor y nos parábamos cada 5 o 10 min. para dejar mi huella  por todo el camino. Llegó el momento en el que ya no supe de mi y cuando reaccioné eran la 4 a.m. cuando el evento había terminado ¡a las dos!

 

En fin…

La verdad fué una graaaan noche excepto porque no se que paso en esas dos horas…. que lo peor es que nadie me dice nada.

 

¡Les mando un gran saludo!

 

Elvia princess

 

Notas relacionadas:

8 borrachos de oso

Chupes a escondidas

Chupes para aguantadores