La droga de la violación

De broma en broma

 

La leyenda dice que…

Los meseros del antro son cómplices. Parece que funciona como un negocio en el que aquellos que sirven las bebidas se ganan una lanita por meter una pastillita en el trago de las damitas. La droga: rohypnol. Una droga que mezclada con alcohol, hace que la persona pierda noción y quede casi inconsciente, produce amnesia. Así, el agresor tiene la ventaja de violar a la chica, y que ella no recuerde nada.

 

¡¿Qué pasa en realidad?

El rumor se ha convertido en una justificación para las borracheras de miedo que nos metemos. Sin embargo, escuchamos esta historia de alguien cercano por lo que parece que la leyenda podría dejar de ser y convertirse en un dato terrorífico. Lo ideal es beber de una botella cerrada y no aceptar tragos de extraños.

 

 

¿Te ha pasado? ¿Sabes de otras? ¡Cuéntanos!