De pulque y pulcatas

Conócelo y lánzate a tomarlo

Es un error común llamarlo el hermanito del mezcal. Aunque comparten la misma familia política, la del apellido Mayahuel, divinidad asociada con la planta del maguey y la embriaguez (siéntete en la libertad de dejar de poner de cabeza a San Juditas Tadeo y dale la bienvenida a tu nueva religión), casi todo en ellos es diferente.

El pulque está hecho a partir de la fermentación del aguamiel que se saca de dos tipos de maguey: el agave salmiana y el agave atrovirens. Por el proceso de fermentación puede compararse con una cerveza o un vino, pero la realidad es que combina los factores de viscosidad, aroma, textura y sabor de tal manera que sólo los buenos aguantan una borrachera de éstas.

Si nunca lo has probado, te recomiendo llevártela con calma, pues esta bebida prehispánica, conocida como octli en náhuatl, comenzó como elemento sagrado en ceremonias hace cientos de años, justo por lo que es capaz de hacerle a tu cuerpo.

Hoy en día, te lo sirven junto a gusanos de maguey y tortillas, lo cual lo hace un trago enteramente recreacional.

¿Por qué es tan especial?

Independientemente del sabor y la textura que lo caracterizan, el pulque cuenta con la característica de tener una variedad frutal que pocos alcoholes tienen: al daiquiri prehispánico se le conoce como curado, preferido al natural por ser más dulce. Otra característica importante es que es muy difícil conservarlo y se vuelve más fuerte en un tiempo muy corto, por lo que, en comparación con el tequila o el mezcal, la exportación es muy limitada.

38807Anímate por un curado
Anímate por un curado (Especial)

Quiero probarlo, ¡llévenme ya!

Si piensas que para probar el pulque tienes que pararte en una cantina de mala muerte o irte a buscarlo a un pueblo bicicletero, te tengo excelentes noticias: La Pulquería La Nuclear [Querétaro 161, Roma Norte, 5574 5367] ya llegó a una de las cuadras más concurridas, y está plagada de un ambiente muy mexican curious. Date una vuelta.

Si quieres algo mucho más tradicional, ve a la Pulquería La Risa [Mesones 71, Centro], uno de los locales con más fama y tradición que abre desde las 10 de la mañana (no te emociones, cierra a las 8pm). Aquí encontrarás un curado cada día, te dejo la lista: Lunes de fresa, martes de mamey, miércoles de arroz, jueves de cacahuate, viernes de coco, sábado de nuez y domingo de guanábana… ¿se te antojó?

Con más de cuarenta años de tradición, La Hija de los Apaches [Doctor Claudio Bernard 149, Doctores, 54056 1648] es el hogar de “El Pifas”, un ex boxeador comúnmente conocido como Don Epifanio que ha sabido cómo mantener año tras año la venta de sus curados de frutas. Ya hasta se pirateó el logo de Starbucks y lo hizo suyo. Es un genio.

Ya las tienes, ábrete el panorama, vete a lo más tradicional y ve haciendo fila porque se va a poner en boga en 5,4,3,2…