El Hijo del Cuervo

Imperdibles...

 

¿Por qué es legendario?

Después de un rol por los puestitos hippies, una chela bien fría resultaba ser el trofeo ideal. Justo ahí, en aquella placita coyoaquense, El Hijo del Cuervo dejo firma de ser uno de los mejores lugares de la ciudad. Si así fue considerado hace años, todavía lo sigue siendo. Aquí las borracheras en grupo son lo destacable, y por supuesto, todos la pasan bien en éste rincón famoso y colonial de la ciudad.

 

Momento clásico pa’ recordar

Alguna vez te desesperaste por conseguir mesa aquí. Si no llegas temprano el lugar se satura, sin embargo siempre supiste que vale la pena la espera. Aquí recuerdas los mejores momentos con tus mejores cuates. Entre las imperdibles conversaciones grupales, los chistes locales, los ligues potenciales, y los momentos sensibles de la borrachera…en este lugar alguna vez derramaste la lágrima en el momento sensible de la borrachera.

 

Frase que seguramente dijiste aquí

“Madres, me eché una cubeta de chelas yo solito”

 

Algunos que se están convirtiendo en clásicos:

Pasagüero

El Imperial

Pasaje América