El del arrimón

Seleccionamos las mejores

 

Y así empezó la historia…

La última se trato sobre una fiesta a la que me invitaron, me acababan de batear ese día en la mañana y pues decidí ir a brindar por la amistad con un viejo amigo de años. Entonces la cosa va así:

Paso por mi amigo a su trabajo y nos vamos a la casa donde iba a ser la fiesta y nos encontramos amigas suyas. Llegamos y pues comenzamos a beber un poco, tranquilo todo. Llegaron otros amigos míos y empezamos a jugar caricachupas primero.

 

Y lo peor…

Total, ya ebrio, comienza el bailongo (que para colmo fue con una grabadora porque el inche sonido llegaba tarde) y pues después de algunas canciones clásicas comienza el reggaeton (que francamente odio), pero pues para el arrime estaba bien. Después de un rato,  me acerqué a otra bolita de gente que conocía y me pongo a platicar con una chica. Después de un rato me retiro a mi casa llegando a la esquina de la calle donde vivo, me caí y comencé a vomitar.

 

En fin…

En el recuento, (porque la verdad hay partes de la experiencia que no recuerdo) dijeron que intenté besar a 3 amigas distintas (que solo una dejo de hablarme), y que me propase “un algo” en el baile. ¿WTF?, ¿Qué el reggaeton no se baila así? De por sí odiaba bailar.

 
José Carlos Martínez Campos

 

Notas relacionadas:

8 borrachos de oso

Chupes a escondidas

Chupes para aguantadores