El abraza árboles

Seleccionamos las mejores


Y así empezó la historia…

Paso hace 3 años, en 1er semestre de la carrera y en ese entonces era fin de semestre. La fiesta era en el estacionamiento de maestros de la escuela. Con los exámenes finales acercándose, la fiesta fué la última semana de clases. En fin, yo iba a estudiar en la biblioteca (en serio) ja ja ja a las 10 de la noche, y ya me encontré a unos amigos y me invitaron a quedarme. No llevaba alcohol ni nada, en fin, todo empezó con tequila para entrar en calor, ya que el estacionamiento esta al aire libre y a las 11-12 de la noche empieza a bajar la temperatura.
Llegó una chava que me gustaba mucho. Entonces decidí que no iba a tomar mucho, ya sabes, para ligar bien. Y empezamos a platicar y todo iba bien. Se fue a saludar a unos amigos y yo seguí con los míos. En fin, regreso y se despidió de mi. Una vez que se fue la chica dije: ¡¿Por qué no vamos a tomar en serio?!.Y así empezó la noche mas embarazosa. Trajeron refuerzos, los buenos amigos Johnny Walker, Jack Daniel’s y Cabrito Cazadores. La fiesta se puso buena, por cierto se llama “Mariachis” la fiesta porque llevan mariachis para los que ya terminaron la carrera. En fin, resulta que al final perdí la conciencia ¡y no me acuerdo de nada! Pero las fotos cuentan que:

 

Y lo peor…

1. Regresó la chica porque se quedó clavada con la platica, la senté en mis piernas…todo iba bien, la intente besar y se enojo (y todo iba tan bien).
2. Después de eso, terminé abrazando ¡a un árbol! Sí, un árbol chiquito porque no podía sostenerme, mientras  pedía a gritos que la chava regresara. Luego empecé a gritar el nombre ¡de otra chava! Eso si no tiene madr%#&/&%.


En fin…

Hay una foto mía abrazando un árbol y después de 3 años sigue circulando entre mis amigos. Al final terminé siendo un bulto, terminé en la casa de un amigo, no recuerdo como llegué ahí, y llegué a las 7 de la mañana a la escuela con la misma ropa, sin bañar. Y bueno, con una cruda moral increíble.
Al final se arreglaron las cosas con la chava. Pero esa es otra historia.
Lo bueno de la noche es que conocí a mis mejores amigos.

Saludos,

Usuario Maztrich

Fernando Figueroa

 

Notas relacionadas:

8 borrachos de oso

Chupes a escondidas

Chupes para aguantadores