¿Destilados en perfume?

Si no era suficiente tomártelo, ahora puedes oler a él.

La perfumería tiene como ingrediente principal el alcohol –obvio– pero lo que no es taaan común es usar como inspiración un licor o un coctelito para crear una fragancia. Olvídate de las especias, los cítricos y el jazmín: Si vas a salir de fiesta puedes echarte la primera copa en la piel, por más bizarro que suene. Hablamos de perfumes inspirados en licores.

Dale chance a estos aromas que te darán acceso a tu chupe favorito antes de medio día. Quizá en tu próximo cumpleaños además del “pomo” para el festejado, recibas un frasquito para embriagar tu sentido del olfato de una forma muy original.

Un ángel con aroma a cognac

Si de perfumeros exóticos y audaces se trata, la pareja formada por Françoise Caron y el diseñador Thierry Mugler dio a luz una de las fragancias más elaboradas y extravagantes de la escena perfumera. La casa de cognac Remy Martin trabajó con Mugler y Caron para crear Angel La Part des Anges para celebrar el decimoquinto aniversario de este perfume. Esta versión de Angel tuvo casi el mismo proceso con el que produce cognac; a la fórmula original de Angel se le añadieron frutas secas y ámbar para luego añejarlo durante 12 semanas en barriles de cerezo y roble bajo la supervisión de la marca Remy Martin. Se vendió como edición limitada y su precio superaba los 200 dólares.

Con el hada verde en el cuello… absynthe

De Wilde a Van Gogh, pasando por Baudelaire y Sinatra, esta bebida verde ha marcado la vida, obra y aromas de los grandes genios. Por eso Christian Lacroix decidió encerrar a esta juguetona hada en un frasco de perfume. Absynthe se convirtió en el perfume de la mujer alternativa, excéntrica y única. Aunque la fragancia tiene como base la bebida  de ajenjo, las notas de anís verde, narciso, ébano y orquídea que la hacen una combinación alucinante y con mucha personalidad. Huele tan bien que te dará tentación de probarlo; hay versión masculina y femenina.

56331Absynthe Lacroix
Absynthe Lacroix (Lacroix.com)

Inspirado en la ginebra, Gin Fizz

En 1955 Grace Kelly fascinó tanto a Henri Giboulet, perfumista de la casa Lubin, que este le dedicó una singular fragancia inspirada en su bebida alcohólica favorita: La Ginebra. Este destilado es uno de los más aromáticos debido a su gran cantidad de elementos botánicos, canela, regaliz, piel de limón y naranja, entre muchas especias más; el perfumista se dedicó a extraer las notas características de esta bebida para crear un perfume fresco y diferente al que bautizó como Gin Fizz, el cóctel estaba de moda en los “bares americanos” de Paris y del cual era fanática la bella actriz.

Tan azul como… curaçao

El genio británico de la moda Marc Jacobs se dio a la tarea de embotellar uno de sus cocteles preferidos del verano. Si te gusta esta guapachosa bebida porque no oler a ella, esta fragancia viene en un elegante frasco transparente que deja ver el azul en todo su esplendor. Tiene cuatro ingredientes base: jengibre, arándanos, cítricos y por supuesto curaçao azul. Si te decides por utilizar este insólito olorcito traerás la fiesta encima mucho antes de que bebas el primer coctel. No es barato, pero tampoco extremadamente caro, digamos que es comprable para una ocasión especial.

56332Curaçao Jacobs
Curaçao Jacobs (MarcJacobs.com)

Vivara, con esencia de licor de almendras

No es para tu abuelita, aunque la primera impresión de un perfume con amaretto como base te haga pensar en ligas mayores, este perfume resulta una sorpresa, un fragancia sacada de “La Dolce Vita” de Fellini, donde placeres y erotismo saltan de inmediato a la nariz. Esta esencia almendrada fue creada para celebrar los sesenta años de la casa de modas italiana Pucci y combina aromas de narciso, jazmín, flor de naranjo, iris florentino y por supuesto amaretto.