Cocteles insólitos

Traguitos que te sorprenderán

La vida nocturna del chilango está en plena evolución: ya no sólo hablamos del concepto, el espacio o el servicio, no, el  habitante nocturno de esta ciudad espera un plus; no se conforma con encontrar las bebidas de siempre (tener un alcoholito regular no está mal, eso no está a discusión, solo pedimos variedad), lo que queremos son cartas de cocteles que desafíen a nuestra imaginación, reten al paladar y estimulen el asombro.  

Por eso nos lanzamos a recorrer los lugares que, nos dijeron, se están convirtiendo en templos de la propuesta y el ingenio coctelero; una vez ahí tomamos asiento y encontramos bebidas que buscan crear experiencias completas y darle un “twist” de originalidad a la noche. Va la lista…

Horchata de aguacate

Por qué probarlo: Al aguacate lo asociamos directamente con un delicioso guacamole, o como complemento de caldos, tacos y cualquier cosa que se deje. La bebida que nos ocupa es un martini que se dejó seducir por el aguacate y, como su nombre lo dice, mezcla horchata y pa’ que amarre lleva un shot de tequila, piña y limón. De inspiración netamente mexicana, este trago es uno de los descubrimientos martineros más interesantes del año.

Cómo entrarle: Te recomendamos probar uno y disfrutar su textura, y seguirte con otro para saborearlo y descubrir su toque cítrico final. Precopea y disfruta de un martini delicioso y fuera de lo común.

Dónde: En Romita. Álvaro Obregón 49, Roma, 5525 8975.

Margarita de zapote

Por qué probarlo: Esta fruta tropical es el ingrediente que transformó las margaritas en un trago digno de presumir. Digamos que le hizo cirugía mayor a las convencionales y turísticas margaritas de frutas. Va frappeada con tequila y limón. La mezcla es sutil, con un sabor que sorprende: dulce sin empalagar. Encontramos lo que podemos llamar la fruta ideal para combinar con hielo triturado y tequila, que se acerca más al sabor a “México” que se le trata de colgar a este coctelito.

Cómo entrarle: Ve a botanear y disfruta de una, de dos o de las que aguantes (esto puede ser, sin falla, un martes de dominó). El tequila con dulcecito no se siente, así que “aguas”.

Dónde: Cantina La Imperial. Plaza Carso, segundo piso. 49760336.

47965Margarita de zapote
Margarita de zapote (Especial)

La falda escocesa

Por qué probarlo: Lo primero será descubrir cómo llegar al lugar donde lo preparan, pues resulta un misterio para la mayoría de los capitalinos, y en eso radica su éxito… “Crear expectativa”, dicen. El coctel que te sorprenderá tiene un nombre que le hace honor a los tres ingredientes que lo componen: whisky, ginebra y pétalos de rosa. Pero no te vayas con la finta, cuando te enteres de las marcas de alcoholito con las que se prepara, te darás cuenta de que eres tan selecto como el lugar donde te lo vas a tomar.

Cómo entrarle: Primero ubica la entrada correcta a este interesante mundo subterráneo, pide una falda y disfruta de este secreto a voces.

Dónde: En Jules. No faltará el soplón “cool” que suelte la ubicación, así que espera la pista.

Pepino surf

Por qué probarlo: Ésta es una de las propuestas más aventuradas en lo que a tragos con Whisky se refiere. El “Pepino Surf”, mejor conocido como, Whiskey pepino, es de naturaleza pegadora y exótica ya que combina dos de los brebajes que no imaginas juntos: el whisky y el curaçao (Inglaterra y Brasil en pleno romance polinesio). Su base es un buen bourbon que se complementa con maracuyá, pepino macerado y un shot de curaçao. Su poderosa recomendación de boca en boca lo ha convertido en una sensación.

Cómo entrarle: Es pegador, pero creemos que es posible aguantar  2 y caminar en línea recta. Es para agarrar la fiesta y seguirla hasta amanecer.

Dónde: En Tiki Bar. Querétaro 227, Roma, 5584 2668.

47966Pepino surf
Pepino surf (Especial)

Janitzio

Por qué probarlo: Fue nombrado en honor a la famosa isla michoacana. Esta bebida combina vodka de pepino, vodka de lychee, hierbabuena, rodajas de guayaba, fresa y zarzamora. Es un trago bien armado, bonito a la vista y con una sucesión de sabores que lo hacen fresco y tan ligero al paladar que notarás sus efectos hasta que te levantes de tu asiento. Frutal y perfecto para una relajada tarde de verano, previo a una función de buen cine.

Cómo entrarle: Es adictivo, si ya estás por pedir el tercero, mejor regresa a casa en taxi.

Dónde: En el Cine Tonalá. Tonalá 261, Roma, 62766060.