Bébete México en un coctel sin tener que salir de la ciudad

México es un país privilegiado por la variedad de su cultura, y parte de esta reside en sus destilados. Si vives en la ciudad y aún hay rincones de la República que no conoces, lo único que tienes que hacer es prepararte mentalmente y probar cualquiera de estas bebidas mexicanas con licores oriundos de distintas entidades.

5. Curado de arándano

Foto: La Nuclear

Muchos lugares de la ciudad presumen que venden pulque, pero la verdad es que, en varios de ellos, sus “curados de frutas” saben a smoothies. En La Nuclear, el sabor de los que venden tiene un fuerte dejo de pulque blanco, pero saben ricos. Su carta ofrece varios sabores de “curados”, pero el de arándano es bastante artesanal y hasta tiene pedacitos de la frutilla roja. Tienes que vencer tu prejuicio y darle un buen sorbo para convencerte.

4. Sotol

Foto: Shutterstock

Como su nombre lo dice, está preparado con sotol. Licor tarahumara por excelencia, que identifica a varios estados norteños, pero especialmente a Chihuahua. Lo venden en Baltra Bar y, para que tomes precauciones, lleva huevo, cardamomo, jugo de frutas de temporada y albahaca, para perfumar.

3. Corazón

Foto: Limosneros

Lo encuentras en Limosneros y te hará amar a Oaxaca y sus mezcales. Es ideal para acompañar el calorón que precede a las lluvias chilangas, porque lo sirven helado, y en un vaso alto. Lleva mezcal espadín, jugo y una rodaja de melón, bitter de Ibérico y unos cuantos hielos.

2. Tepache

Foto: Moxie

Representando especialmente a Jalisco, esta bebida está cobrando en nuestra ciudad el auge que siempre ha tenido en algunas coordenadas del centro y Bajío. Aunque hay varios lugares para tomarlo, Moxie tiene una receta bastante tradicional. Puedes elegirlo con o sin alcohol, así que no tienes pretexto para no probar este dulce fermento de piña.

1. Mojito yucateco

Foto: Hanal K’u

Sólo puedes encontrarlo en un lugar de la ciudad: Hanal K’u. En este restaurante, que rinde culto a Yucatán y sus tesoros gastronómicos, preparan un mojito con ron, hierbabuena, pepino y un chorrito de Xtabentún (el licor anisado por excelencia de la región). El cual te transportará al instante a la península y te hará sentir la brisa del mar (casi, casi) debajo de una palmera.