Mexinaco

REVISIÓN GENERAL
Atención
Calidad
Ambiente

Filomeno Mata 11 int. 1er piso

Esquina con 5 de Mayo

Col. Condesa

Horarios:
mié, jue y dom 16-22:30 h, vie y sáb 16-3 h
Precios: $ 100 - $ 300
Formas de Pago:
TC: Visa Mastercard
Efectivo
Sitio Web
Generos : Rock, Retro /60 - 90/ Disco, Romántica, Tropical, Show en vivo, Variada, Mexicana, Salsa
Servicios: Estacionamiento cercano, Bebida internacional, Bebida nacional, Vestimenta casual, Vestimenta informal, Festejar cumpleaños, Platicar, Borrachera máxima, Corto de dinero

Por: Verónica Chávez Aldaco

Hace casi 6 años que entré al primer Mexinaco en la ciudad. Estaba en una casa en la calle de Amsterdam en la Condesa, donde cada cuarto simulaba la sala, la recámara, la cocina, el comedor y la decoración era a base de puros muebles desgastados forrados de peluche.

Escuchabas salsa, cumbia, merengue y electrónica dependiendo de la habitación en la que te acomodaras. 

Después lo movieron a un localito en la calle Michoacán y ahí perdió punch. El limitado espacio terminaba por provocarte claustrofobia aunque conservaban el ambiente kitsch con el frente de una combi y las imágenes de personajes como Rigo Tovar, Chico Che y varios actores del cine mexicano.

Con varias clausuras se dieron por vencidos y visualizaron el proyecto en el Centro Histórico. Así se mudaron hace un par de semanas a la calle de Filomeno Mata, y se instalaron en el segundo piso de un gran edificio donde tuvieron mucho tiempo para planear el regreso del Mexinaco a la vida nocturna de la ciudad y vaya que les salió la mejor versión del bar.

Desde que subes las escaleras identificas de qué va el concepto ‘naco es chido’ con las caras de Luis de Alba, La Chilindrina, Los Polivoces, combinadas con las de Frida y Diego, María Félix.

Ya adentro, una enorme barra es flanqueada por dos billetotes de 20 y 100, de donde salen chelas a muy buen precio ($25, $28, de a litro en $75). 

Y así, como hilo de media se sigue la decoración por la onda kitsch con un salón tipo fiesta de quinceañera, un área en honor a Xochimilco con todo y trajineras, mesas convertidas en calandrias de bicitaxi, un enorme sillón como para 5 personas forrado de uniforme de secundaria y un gran mapa de la CDMX pintado en una pared.

Todo te dejará boquiabierto, pero sobre todo la paciencia que tuvieron para decorar todo el piso con pegatinas del Libro Vaquero, Condorito, Apache, Rarotonga y más.

La música es básicamente charanga, pero también escucharás electrónica y banda.

Hay gente de todo tipo, extranjeros, hipsters y la típica que se mueve por los antros y bares del Centro Histórico, atraídos por los precios accesibles del alcohol.

Aunque el servicio es lento, el ambiente es buena ondita, sólo cuídate de los ‘guaruras’ que están en la puerta del edificio porque algunos se quieren pasar de vivos y cobrarte un cover que no existe.

Fb: /mexinacooficial