Bar Oriente: Música, sake, parrilla oriental y karaoke

Fiesta para rato y para todo tipo de mood.

Bar Oriente
Foto: Ollin Velasco

Alerta: si no te gusta la comida asiática/mexicana y odias el karaoke, deja de leer esto. Si sí te late o estás abierto a experimentar, te dará gusto saber que el famoso por sus «chupitos», Club Social Rhodesia, cedió su espacio a Bar Oriente, digno representante de los mariscos orientales, la coctelería y el karaoke.

Bar Oriente tiene personalidad múltiple pero no raya en la esquizofrenia. El primer espacio corresponde a la barra de sakes y bar de tragos varios, el segundo al restaurante (tipo robatayaki) y el tercero al karaoke (por si lo que quieres es cantar, bailar y no extrañar tanto a JuanGa). Según tu mood puedes elegir uno de los tres espacios o estirar el tiempo y visitar todos en la misma noche.

Bar Oriente
Foto: Edgar Durán

También checa: Las ocho mejores cantinas de la ciudad según bartenders

El primero es un espacio abierto con una barra y una estancia con azulejos blancos que asemeja un sauna japonés. Ahí dentro puedes tomarte un sake (la variedad es extensa, recomendamos que le pidas orientación a tu bartender). Afuera, lo mejor que te puede pasar (además de la música en vivo con bandas o dj sets) es el highball (jaibol, pa’ los cuates) de lychee ($150) o el de granada ($130).

Si quieres comer algo, dirígete al segundo nivel, donde habita el restaurante. Está a cargo del chef de ascendencia japonesa Bruno Nomura y de Filipe Neves, chef de Can Can. La barra, estilo nipón, tiene una parte caliente (donde las brochetas se asan en una especie de parrilla japonesa) y otra fría. Ahí, los kushiyakis de wagyu ($85) y de berenjena ($45) se vuelven historia una y otra vez. Los tiraditos, hechos con pesca fresca de Ensenada, Baja California (entre $140 y $155), se ganan corazones de tan bonitos que se ven en el plato. La carta está diseñada para botanear mientras echas el trago, así que puedes pedirte varios platitos para compartir y comer con calmita mientras te echas otro jaibol.

También checa: En este bar puedes crear tus propios tragos

Espera, la gozadera aún está por venir. El karaoke privado está en el tercer nivel. Hay dos salones —el «rojo» y el «azul»— donde caben 30 y 20 personas, respectivamente, y se rentan por hora (una cuesta $1000 y cada adicional $500, pero si contratas de 9pm a 2am, te sale todo en $3000). El primero tiene, además, barra privada para que no tengas que salir por tus tragos. El repertorio es maravilloso: encontrarás desde los clásicos de Paquita la del Barrio, hasta Maluma y lo más nuevo del K-Pop.

Como ya te habrás imaginado, Bar Oriente tiene cotorreo para rato. La sugerencia es empezar del primer al último nivel, pero le delegamos esa importante decisión a tu fiestómetro interno. Ah, recuerda revisa su cartel semanal en Facebook para conocer sobre sus eventos y bandas que estarán en el escenario.

También checa: Las siete micheladas más rifadas de la ciudad

Bar Oriente

Dónde: Durango 181, Roma Norte
Horarios: Miér a dom 19:00 a 02:30
Cuánto: $400 mínimo