Cinco señales de que es un mal mezcal

Checa cómo elegir bien lo que te vas a tomar

iStock

Muchas cosas pueden salir mal en la fabricación de un mezcal, lo que causa que se convierta en una pobre opción a la hora de elegir uno, y lo peor, peligrosa.

Como este destilado sigue de moda y se mantiene fuerte en los lugares que preparan coctelería en la ciudad, platicamos con el mixólogo Ferran Bel, de Los Amantes, quien nos dio estos 5 tips para saber cuándo escogiste un mal mezcal.

1. Sensación

Dale la importancia que se merece al impacto del mezcal en tu boca, una cosa es su carga alcohólica y otra que sientas abrasión, tipo cuchillas cortando tu lengua o como si estuvieras ‘tomando fuego’.

2. Sabor

Otro detalle a considerar es su sabor, el cual no tiene que tener rastros o sensaciones a jabón, petróleo, llanta o plástico. Encontrar estos sabores significa que los envasaron en el lugar equivocado, es decir en garrafas de plástico no aptas para estos procesos o lavaron el material con jabón y el enjuagado no fue el correcto. Un buen mezcal podría perder su valor de destilado solo por almacenarse incorrectamente.

3. Efectos

Desgraciadamente de esto te darás cuenta después de tomarlo. Un mezcal de calidad no debe provocarte dolor de cabeza o somnolencia, ni siquiera cruda (a menos que te hayas excedido). Si te provoca estos síntomas es porque en su destilación usaron las puntas y las colas del maguey (no quisieron desperdiciar ni un centímetro) y esto provoca excesivas concentraciones de metanol y etanol, que impactan en tu cuerpo.

4. Aroma

Si percibes algo así como un olor alejado del alcohol natural del mezcal, es por la misma razón del punto de arriba, usaron todas las partes de la planta y eso impactó también en el olor.

5. Certificación

El Consejo Regulador del Mezcal califica los procesos de destilación y hace análisis químicos para rastrear niveles de etanol y metanol, plomo y metales, una vez que un mezcal pasa estos procesos, les adhiere la etiqueta que los certifica como un mezcal listo para el consumo humano.

La opción es fijarse en la botella antes de consumir o preguntarle al mesero si el mezcal que te sugiere o estás pidiendo, cuenta con esta certificación.

También lee:

Famosos que no se parecen a su figura de cera

Siete piezas clásicas destruidas por el pop, la cumbia y más

Exposiciones imperdibles para amantes de la moda