7 mujeres de videojuego que acaban con los clichés del “sexo débil”

Conoce a algunas de las protagonistas que han roto moldes y dejan en alto al género en las historias que a muchos gamers nos han apasionado

Aloy, una de las mujeres protagonistas de videojuegos
Aloy, una mujer protagonista de videojuegos (foto: Guerrilla Games / Sony Interactive Entertainment)

Si eres aficionado a los videojuegos o a la cultura pop, seguro has escuchado hablar de o conoces a Samus, Peach y, por supuesto, a Lara. Las mujeres han tenido presencia en los videojuegos a lo largo de su historia, pero su imagen y participación en las tramas han estado rodeadas de polémica por la prevalencia del supuesto de que solamente hombres heterosexuales son aficionados a los videojuegos y, por lo tanto, la imagen femenina debe estar dirigida a ellos, exaltando sus características sexuales o una personalidad que coincida con el patrón de “damisela en peligro”.

Pero como todo producto cultural, en los últimos años los videojuegos se han sometido a una transformación impulsada desde la sociedad que los produce. Por eso, la imagen y la participación de las mujeres en ellos ha evolucionado para coincidir mucho más con los ideales que buscan romper clichés y preconcepciones del género femenino. Además, cada vez es más notorio que no sólo los hombres juegan.

Si bien aún hay mucho camino por recorrer, he aquí algunas mujeres protagonistas de videojuegos que han roto moldes y dejan muy en alto el papel del género en las historias que a muchos gamers nos han apasionado, enriquecido, sorprendido y emocionado.

Aloy (Horizon: Zero Dawn, Guerrilla Games, 2017)

En un mundo donde las máquinas han provocado que los humanos regresen a un estado primitivo de supervivencia, Aloy es una mujer marginada que nació y creció fuera de los círculos sociales establecidos y que al inicio del juego logra, por méritos propios, reincorporarse y demostrar su valor. Además, lleva a los jugadores de la mano para descubrir los misterios de este mundo y la razón por la que los humanos vieron su decadencia como especie reinante.

Hermen Hulst, Managing Director de Guerrilla Games, me platicó que en su creación estuvieron involucradas muchas mujeres que trabajan en el estudio, y que la idea de su personalidad, alejada de los clichés, estuvo presente desde el inicio del proyecto: «Queríamos construirla como un personaje que fundamentalmente fuera humano. Y sí, es mujer, pero no DEBE ser una “mujer fuerte” desde el inicio, porque eso es un cliché en sí, ¿verdad? Hoy en día, todas las mujeres protagonistas “tienen” que ser “fuertes”, ¿no? Por lo tanto, quisimos que tuviera sus propios retos, por ejemplo, para empezar es mujer, y otro es que es una marginada, pero también es intensa y algo irónica, así que se aleja de ser una mujer como la que algunas personas tienen en la mente cuando oyen esa palabra».

Esto se ve reflejado a lo largo del juego, porque Aloy no es desde el inicio una mujer segura, súperpoderosa y sabia, sino que va creciendo, evolucionando y madurando por las circunstancias que ha vivido, por lo que tú como jugador sientes que maduras junto con ella, lo que hace que su viaje sea 100% creíble.

Joule Adams (ReCore, Armature Studio, 2016)

El creador de Mega Man, Keiji Inafune, nos sitúa en un mundo al que la humanidad ha tenido que emigrar debido a que la Tierra quedó inhabitable. Joule llega a él 200 años después para investigar por qué han desaparecido los humanos que llegaron antes que ella y por qué sus robots auxiliares se han corrompido.

Si bien Joule rompe con el molde de la típica protagonista, sus creadores decidieron exaltar en su personalidad algunos rasgos femeninos que, combinados con su ingenio, le ayudan a reafirmar su imagen de líder y a superar los obstáculos que va encontrando: el cariño, el instinto protector y la compasión, que no son exclusivos del género femenino, pero su presencia en Joule demuestra que para ser una mujer sin estereotipos no es necesario olvidarse totalmente de los sentimientos.

«Joule fue evolucionando junto con la trama y mientras íbamos elaborando el arte de los personajes, ella destacó como una mujer fuerte e ingeniosa, pero también chistosa y algo simplona, y que era capaz de formar lazos con los robots. Fue una evolución muy bella y natural», me contó Joseph Staten, escritor del juego«ReCore es un juego sobre cómo sobrevivir por ti solo, pero al mismo tiempo es ver que los problemas más graves se pueden resolver en conjunto con tus amigos o familia. Una de las temáticas del juego es que las diferencias nos hacen más fuertes y Joule logra reunir a estos robots, cada uno con su personalidad. Ella es el líder de un grupo, no es la típica “loba solitaria”».

Faith (Mirror’s Edge Catalyst, Electronic Arts, 2016)

Ella es una mensajera que aporta información y recursos a un grupo de rebeldes que lucha para derrocar a un gobierno totalitario que vigila las 24 hrs. a la sociedad híperconectada del futuro.

Sus creadores la imaginaron femenina, ágil, experta en parkour, minimalista y madura, pero también decidieron que el juego fuera con vista en primera persona para que la personalidad de Faith la definiera, no su imagen.

Tampoco su espíritu revolucionario viene de la nada o de preconcepciones de cómo “deberían ser” las mujeres, pues sus padres lucharon contra el gobierno y le inculcaron los valores que la hicieron ser como es en el juego.

Ellie (The Last of Us, Naughty Dog, 2013)

En medio de un violento mundo postapocalíptico en el que los humanos están al borde de la extinción por culpa de un hongo parasitario, Ellie es una adolescente que se une a un hombre llamado Joel para viajar por Estados Unidos con el fin de encontrar un refugio que les permita sobrevivir.

Pero más allá de que Elle represente la imagen de la “hija” en necesidad de protección y educación por parte del “padre” (Joel), se trata de un personaje que nació después del fin de la sociedad, por lo tanto, es obligada a madurar fuera de los convencionalismos: aunque es fuerte y decidida (y hasta salva a Joel de varias), muestra su lado humano al exhibir las inseguridades de la pubertad, el despertar de la sexualidad, el encuentro con la identidad y los rasgos infantiles que todos los seres humanos aún tenemos en esa etapa de nuestra vida.

Amanda Ripley (Alien: Isolation, Creative Assembly, 2014)

Ser hija de la protagonista de las películas de Alien no define en su totalidad a Amanda, pues aunque tiene muchos rasgos de su madre, se halla en una situación muy diferente.

Debido a la amenaza constante de un necromorfo, Amanda tiene que usar el sigilo para sobrevivir en todo momento, por lo que no depende de las armas o de la violencia excesiva, sino de la inteligencia propia de una cosmonauta de primera, para reunirse con su madre.

Otro punto es que, a pesar de su determinación, Amanda jamás le pierde el miedo a las amenazas de su entorno, por lo que logra contagiarle al jugador el nerviosismo y el constante terror que viviría cualquiera en sus circunstancias, sea hombre o mujer.

Evie Frye (Assassin’s Creed: Syndicate, Ubisoft, 2015)

A pesar de que a lo largo de la historia de esta franquicia siempre han aparecido mujeres poderosas, en Syndicate por fin nos encontramos con una protagonista desarollada, con una personalidad profunda y destacada, que jamás palidece al estar al lado de su hermano Jacob, el otro protagonista de esta historia situada en la Londres de la Era Victoriana.

Evie es el lado opuesto de Jacob, pero no por la típica dualidad hombre-mujer, sino porque su personalidad madura, precavida y analítica contrasta con el arrojo, inmadurez e imprudencia de su hermano, salvándolo de varias situaciones de vida o muerte. Pero a la vez, ella se complementa con lo que Jacob le aporta. Ninguno es mejor que el otro, por lo que su relación es creíble.

Elizabeth (BioShock Infinite, Irrational Games, 2013)

Si buscas sorprenderte por la evolución y los giros de tuerca de un personaje femenino, Elizabeth es uno de los mejores ejemplos. Porque sí, al inicio efectivamente parece la típica “damisela en peligro”, pero poco a poco la trama va evolucionando para mostrar un lado que jamás te imaginaste.

Y no es que de pronto se convierta en una guerrera súperpoderosa. El cambio, que no te voy a revelar aquí, tiene que ver más con la influencia que las circunstancias tienen sobre su personalidad, pues la trasladan de ser un personaje secundario que de vez en cuando ayuda al protagonista, a ser quien mueve los hilos de la trama para llevarnos a un sorprendente final.

¿Qué mujer de videojuego es tu favorita y por qué?

COMPARTE
Editor Digital de Chilango. Ama los tacos, la tecnología, los gadgets y el cine. Los videojuegos le enseñan a vivir. Twitter: @poketronik