10 tips para aprovechar la temporada de rebajas

Aprende cómo comprar lo que necesitas, a evitar las filas en los probadores y a cuidar tus finanzas.

rebajas
Foto: Shutterstock

La temporada de rebajas ya está aquí. Evento que muchos tenemos marcado en nuestras agendas pero, ¿sabemos comprar? Se supone que la idea es ahorrar, no terminar gastando más de lo que imaginamos –algo muy probable ante la euforia de ver las etiquetas rojas–. Aquí te damos unos consejitos para que no la riegues. ¡Felices compras!

1.Mídete la ropa De preferencia un día antes del gran día. Depende la tienda a la que vayas, o la marca que acostumbres, lo ideal es que conozcas tu talla. Así evitarás las largas filas en el probador o estar devolviendo las prendas.

2. Dile NO a pagar con tarjeta de crédito. Se nos hace fácil, pero de poquito en poquito nuestros intereses crecen mucho, las mensualidades aumentan demasiado y terminamos pagando el mínimo (que no es más que un regalo al banco). Si de plano necesitas dar tarjetazo, un buen tip es que dividas en dos la cuenta total: paga una parte en efectivo o débito y la otra a crédito (así no reventarás tu tarjeta).

3. Visualiza lo que necesitas. Ronda las tiendas y escoge por adelantado, así no tendrás que perder tiempo en lo que te decides. Y entre lo que parece ser algo que te guste de momento y mañana no.

4. Si no te queda no lo compres. Eso de que los zapatos dan de sí o que te lo compras grande y aseguras que con un par de puntadas queda bien, peor aún compras chico y juras que adelgazarás, no aplica. A menos que seas muy disciplinada, no compres sólo porque está barato, por lo regular termina siendo una prenda arrumbada –o terminarás pagando un sastre y perderás la ventaja de la oferta.

5. Cambio de temporada. Quizá no te convenga comprar camisetas de tirantes en tiempos de lluvia, pero si piensas guardarla un rato y es un básico, adelante.

6. Checa el precio de antes y después. A veces la rebaja es una tomada de pelo, y no conviene que gastes tu lanita por $50 pesos menos. Checa otras prendas que en verdad convengan.

7. Compra previsora. Esta temporada es ideal para comprar básicos, -en invierno abrigos, por ejemplo- porque al no estar vigentes en las nuevas colecciones, sus precios se reducen considerablemente.

8. Rebaja sobre rebaja. Puede ser riesgoso, pues empezarán a escasear las tallas y la ropa se empieza a maltratar. Pero en la rebaja sobre rebaja, sobre rebaja, encontrarás verdaderas gangas. Chécalo en varias tiendas, pues una misma marca puede variar según la ubicación de ésta.

9. Compra a los niños.  Es un clásico que dejen la ropa rápido, no hay que traumarse, es normal. Pero para que no gastes una fortuna en prendas de poco uso, la temporada de rabajas es genial para armar a los chavitos de ropa nueva.

10. Lánzate a la apertura y de preferencia entre semana. Comprar debe ser una experiencia placentera, aplicando estos dos consejos terminarás contenta de no haber pasado horas dentro de la tienda ni arrebatándote la ropa.