¿Llegó el (tan esperado) fin de la moda hípster?

El año pasado, la llamada moda hípster llegó demasiado lejos: desde coronas de flores en cada esquina hasta barbas cerradas decoradas con flores o diamantina. Eso sin mencionar los restaurantes, galerías, bares, barberías y muchos otros negocios que adoptaron esta tendencia.

Si se trata de ropa, cada quien tiene derecho a vestirse como quiera, pero para muchos este estilo se pasó de la raya y ya duró más de lo que debería. Estés o no de acuerdo con la teoría de que esta moda ya fue, siempre es bueno tener opciones y un diseñador mexicano está creando una alternativa que va contra corriente.

Galo Bertin, el regreso a lo clásico

La apuesta de Galo Bertin para la próxima temporada (otoño-invierno 2017), presentada en la edición más reciente de la semana de la moda nacional, fue clara: prendas para un hombre moderno al que le importa cómo se viste. Eso sí, clásico no significa aburrido, porque se atrevió a jugar con colores, texturas y estampados.

Para su colección, el diseñador decidió inspirarse en una película clásica, tanto para el cine como para la moda masculina: American Psycho. Sí, el personaje principal (protagonizado por Christian Bale) podrá estar medio loco, pero nadie puede negar que tanto su actuación como su vestuario son memorables.

Lo mejor es que la marca es mexicana. Esto significa que no solo obtendrás una prenda diferente, de calidad y a la medida, sino que te sumarás a la ola pro-México que cada día se hace más fuerte.

Una colección que representa a un hombre sofisticado, @galobertin OI 17 presentado por @gillette #LookFashionWeek

A post shared by Fashion Week Mexico City (@fashionweekmx) on

¿Quieres saber más sobre el diseñador? Acá te contamos.

La marca inició en el 2010. Su creador, Galo Bertin, es originario de Querétaro y estudió en Madrid. Fue ahí en donde decidió que le entraría al mercado mexicano de la moda masculina, mismo que se ha explorado poco. Es por esto que en el 2013 abrió su primera boutique en la ciudad de Querétaro. Desde entonces la propuesta se hace más y más fuerte.

Ahora sí… si tienes una boda o una entrevista de trabajo pronto, ya sabes qué ponerte.