¿Piensas comprar un auto? Sigue estos consejos

En promedio, tres personas mueren cada día en accidentes vehiculares ocurridos en la Ciudad de México.

¿La cifra te parece baja? No lo es. Se estima que 1,091 personas mueren cada año en incidentes similares, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Movilidad capitalina.

A nivel mundial, la situación no es mejor. Cada año, las muertes por hechos viales en el mundo ascienden a 1.25 millones de personas, mientras que el número de lesionados es de alrededor 50 millones.

Ante ese panorama, los consejos para comprar un auto no deben ser sobre cuestiones como el color, la potencia del motor ni si tiene asientos de piel o quemacocos.

Una guía sobre cómo comprar un auto debe dar prioridad al tema de las medidas de seguridad, ya que eso podría ser la diferencia entre la vida y la muerte, de acuerdo con organizaciones civiles enfocadas reducir el número de muertes por hechos viales.

A continuación te presentamos una guía para comprar un auto seguro, de acuerdo con las recomendaciones de la Cruz Roja Mexicana, Latin NCAP, programa independiente de evaluación de vehículos nuevos para América Latina y el Caribe, y la organización El Poder del Consumidor.

Te puede interesar: Dile adiós al holograma cero si tu auto no tiene este sistema

Así que antes comprar un auto debes fijarte en:

El Control Electrónico de Estabilidad (ESC por sus siglas en inglés): Este sistema ayuda a mantener el control del coche ante una situación de riesgo por derrape, ya que es capaz de frenar de forma independiente cada rueda y mantiene la trayectoria del vehículo que el conductor le indique.

Sistema de frenos antibloqueo o ABS: Es un sistema de frenado más eficiente, ya que no sólo detiene el auto en menor distancia, sino que también evita que las llantas patinen.

Cinturones de seguridad de tres puntos: Reducen la posibilidad de muerte o de lesión grave en caso de alguna colisión o choque. Por ello, son considerados como el elemento de seguridad más efectivo. Es importante que todos los asientos cuenten con cinturón de seguridad de tres puntos.

Bolsas de aire: En una situación de choque, las bolsas de aire se activan para amortiguar cualquier impacto de los ocupantes. Ojo: este sistema se complementa con los cinturones de seguridad.

Los reposacabezas: Este dispositivo reduce la gravedad de las lesiones de cuello en colisiones por alcance cuando ocurre el llamado «latigazo».

Seguridad infantil: El sistema de sujeción o anclaje de los asientos para niños, también conocido como Isofix o LATCH, permite que las sillas de seguridad infantil se monten de una forma rápida y segura. Este sistema puede reducir hasta en 75% las lesiones graves de los pequeños en caso de colisión.

Pitichi Rivadeynera López, coordinadora para la Prevención de Accidentes de la Cruz Roja Mexicana, comentó que «esta guía tiene como objetivo sensibilizar a la población para que, al adquirir un vehículo, prioricen las medidas de seguridad con las que cuenta, por encima del lujo o lo atractivo que pueda ser».