Revista Chilango

Las 100 canciones que marcaron nuestras vidas

Octubre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

El lenguaje de los labios

7 Tipos de Besos

Bésame, bésame mucho Getty Images Bésame, bésame mucho
28 de abril de 2013
Por  Nancy Martinez   

Los seres humanos somos un manojo de símbolos. Si cruzamos los brazos, estamos cerrados a escuchar al otro o enojados; si nos inclinamos hacia el frente, estamos ansiosos; si andamos toqueteando a nuestro interlocutor, ¡pum!, le gritas al mundo que te atrae sexualmente.

Sí, así es, todo, absolutamente TODO lo que hacemos nos delata.

En la cuestión de los besos, la cosa se pone chabocha: todo comienza sintiendo mariposas, luego la cuestión se eleva y tienes ganas de arrancarle la ropa al otro. O hay quienes con una vez basta: no sientes nada. Es como la mirada: revela el alma y los besos, los sentimientos. Oh, qué romántico.

Por eso, aquí les presentamos diferentes formas de besar, para que las identifiquen:

El beso de pajarito

En realidad es un beso bastante seco. Es como para saludar o despedirse rápido. Es el mundialmente conocido como kiko. Veamos: si sólo es para saludar, pues está chido, pero si es el único beso que se dan, pues la cosa cambia. Esto significa que están un poco aburridos de ambos, no hay mucha pasión ni atracción. Un beso revela qué tanto te atrae la otra persona, es como probar algo, si no te gusta, pues no le vuelves a hincar el diente.

Beso succionador

La mujer (o el hombre) ponen su labio en la boca del otro. El otro comienza a succionar (no es muy complicado). Ojo, si le meten mucha enjundia, en una de esas les dejan un moretón al otro y seguro, seguro, en su trabajo le van a poner un apodo tras este suceso. Este tipo de beso implica mucho deseo, pasión... porque en una de esas se pueden morder y juguetear. 

Beso de lado

Ah, qué b-o-n-i-t-o. Es como bien romanticón este beso. Es el típico de las películas en las que vemos cómo la pareja toma suavemente al otro y le planta un beso así, de ladito. Éste revela ternura, cariño... o sea, tiene ganas de darle gusto al gusto, pero pian pianito.

Beso de perro

Ew, neta. Esos besos en los que te meten la lengua como si fueras  de la película Alien es verdaderamente asqueroso. Parece como si quisieran saber a qué sabe tu campanilla, pero en realidad, lo que demuestran es una poca habilidad para besar. Así de simple. Vamos, no es tan difícil, si les entra la calentura enfoquen sus fuerzas para otras partes del cuerpo, pero no para salivar adentro del otro. 

Beso de correcta vialidad

Así como los buenos conductores: uno y uno. Uno besa la parte superior y el otro la parte inferior. Digamos que éste es el beso más cachichurris (ja, somos presas fáciles de las canciones). Así empieza un buen beso, de esos que sí saben de qué lado masca la iguana. Ya después un poco de lengua, acompasado con dos que tres kikos y ya están del otro lado.

Beso sorpresa

Quizá éste es el más esperado. Este es el anhelo materializado de quien te trae loca desde hace siglos. Se quedan en el coche platicando, se miran, silencio y los cuerpos se acercan en un desquiciado frenesí que culmina en un beso apasionado, quítate Corín Tellado Q.E.P.D. que ahí te vamos.

Beso turista

Esos besos que comienzan en la boca y furtivamente viajan hacia otras partes de tu cuerpo. Bien ahí. Eso revela que sabes a qué le tiras cuando sueñas. Le das una buena importancia al preludio sin meter gol antes de tiempo. 

¿Qué otros besos se les ocurren o han practicado?

Texto  
¿Te gusta?