Indepenencia ¿existe?

Confesiones de una sexóloga

Todo mundo nos dice que es algo que hay que conquistar, que hay que lograr… pero ¿por qué? ¿Realmente logramos en algún punto de la historia ser totalmente independientes? Yo creo que no… punto y aparte de que te hayas ido a vivir a un lugar alejado de todo contacto humano (como un monje ermitaño), no veo cómo podrías ser completa y totalmente independiente, necesitamos de los demás para sobrevivir, vivimos en una comunidad donde lo que hago tiene un efecto sobre el mundo; así como lo que el mundo hace, tiene un efecto en mí… sobre todo de la gente más cercana de la que me rodeo (familia, amigos, pareja, compañeros de trabajo, etc.).

Y es que, creo, el enfoque está mal planteado. Los seres humanos nos somos independientes de nuestro clan… por más que tratemos, hay algo más fuerte que nosotros que nos mantiene unido a nuestro sistema de origen (aunque creamos que no). Vivimos una lucha constante por no dejar de pertenecer a nuestra familia y al mismo tiempo, ser diferentes y hacer las cosas a nuestra manera ¿no es una paradoja maravillosa?

Vivimos una lucha constante por no dejar de pertenecer a nuestra familia y al mismo tiempo, ser diferentes y hacer las cosas a nuestra manera ¿no es una paradoja maravillosa?

Y pasa lo mismo con nuestra pareja… por un lado queremos estar siempre con ella y tener muchas cosas en común y por otro lado, muchas veces nos sentimos asfixiados o sobrepasados por la sensación, por la cercanía.

Entonces… ¿qué hacer? ¿La buscamos o no? Yo creo que sí, creo que ahí está lo rico de la vida, en tratar de encontrar el equilibrio entre las cosas… entre nuestra vida en pareja y nuestros amigos; entre nuestra familia y nuestra vida en pareja; entre nuestra activa vida social y nuestro propio yo; entre el trabajo y nuestra vida social… en fin, siempre que nos avocamos 100% a un área de nuestra vida, descuidamos alguna otra. El chiste está en lograr tener un equilibrio entre todas nuestras áreas, con el que nos sintamos a gusto… y ese equilibrio, es personal y por lo tanto, subjetivo.

Por lo tanto, a tomar el toro por los cuernos y a hacernos responsables de nosotros mismos, que eso sí podemos hacerlo. La independencia tendrá que esperar…  además, ¿qué sería de nosotros si no nos pudiéramos apoyar de cuando en cuando en un buen amigo, en nuestra familia o en nuestra pareja? Es rico tener quién nos apapache y nos acompañe; así  como también resulta muy satisfactorio, estar ahí para los otros y también ser, de cuando en cuando, un buen hombre en el cual alguien pueda apoyarse para seguir adelanta ¿no creen?

 

Bueno, en pro de esta responsabilidad y porque yo quiero que este 16 de septiembre den un buen grito, ¡¡¡Ajuuua!!! Con que me contesten estas 5 preguntitas, se llevarán un kit increíble que condones Trojan, Chilango y yo, tenemos para ustedes.

  1. Dime tres presentaciones de condones Trojan
  2. ¿Cómo se llama la columna que escribo cada jueves en Chilango.Com?
  3. Menciona 2 pautas a seguir cuando se tiene un amigo querendón… (tip: esto viene en una de mis columnas… búscala)
  4. ¿De qué color es el condón sabor a vainilla que tiene condones Trojan?
  5. ¿Cuál es mi nombre completo? (tip: sino lo encuentras, me puedes preguntar en twitter cuando me veas… @sexologadibari).

Deberán mandar todas las respuestas con su nombre completo a: quieroboletoschilango@gmail.com. Los ganadores serán anunciados vía mail.