¿Hijos? No, gracias

Todo lo que debes saber sobre anticonceptivos

iStockPretty girl with condom and contraceptive pills. Isolated over a white background.

Que si debes esperarte, que si tus sueños no se cumplirán si tienes uno, que tu vida se va a arruinar. 

Mmm… No necesariamente, en realidad, la cuestión de los hijos es personal y cada quien debe decidir sobre el momento y cuántos quiere tener. Lo que es cierto, es que debe ser una cuestión planificada puesto que ello te va a alivianar cualquier imprevisto.

Entrevistamos al respecto al doctor Jesús Arturo Moyers Arévalo, quien es Gineco-Obstetra titular del Hospital Río de la Loza y del Hospital de Especialidades ‘La Quebrada’ y a Irene Moreno, sexóloga, comunicadora, periodista, escritora y actriz en los Monólogos de la Vagina. 

¿Qué anticonceptivos me convienen?

Bueno, lo primero que nos dijeron tanto el doctor Arévalo como Irene es que no te puedes lanzar como el Borras a la farmacia y comprar el más barato o el que viste anunciado en un espectacular. De hecho, éste es el error más común que cometen las personas que huyen de acudir al ginecólogo para que les diga cuál les va mejor.

Así que hagan una cita con su doctor y déjense de burradas.

¿Cuántos tipos hay?

La forma de clasificar los anticonceptivos es la siguiente:

De barrera: No permiten el paso de los espermatozoides y entre ellos se encuentra el condón que es el más utilizado. El doctor Arévalo nos comentó que utilizar sólo el condón como método de planificación, no es lo mejor y recomienda que lo combinen con otro. Porque en realidad, si de prevenir enfermedades de transmisión sexual se trata, el preservativo es la puritita onda. 

El condón femenino no es el más empleado, sin embargo, como nos comentó Irene, es muy oportuno. Las chicas lo pueden portar ocho horas antes de tener relaciones sexuales y después desecharlo. Aunque, como nos dijo el doctor Arévalo, es un poco más complicado de usar y mientras más se necesite de la participación del usuario para utilizar el método, hay más probabilidad de falla.

Otros métodos de barrera son el capuchón cervical, diafragma, esponja, espermicidas y el dispositivo intrauterino que va dentro del útero y cuyo objetivo es no permitir un ambiente adecuado para que suceda un embarazo, actúa como un objeto extraño.

Hormonales: Hay de dos tipos, los combinados y los que sólo tienen una sustancia. Hay pastillas, inyecciones, parches, implantes, anillo vaginal y el dispositivo endoceptivo o Mirena.

Las hormonas que se utilizan en los medicamentos combinados son: estrógenos y progestina, de los cuales hay muchos tipos. La calidad y la efectividad dependen de la sustancia que tengan, incluso las diferentes combinaciones aportan otros usos a los anticonceptivos como tratamiento contra el acné, control de peso, sangrados abundantes u ovario poliquístico. De hecho, si usan alguno que no vaya de acuerdo a sus necesidades podrían terminar odiándolos y creyendo que las hacen engordar o que les genera acné, cuando en realidad, simplemente están utilizando los equivocados. Ojo ahí.

Los anticonceptivos que no son combinados sólo tienen una progestina.

Y se los recalcamos: los riesgos de tomar anticonceptivos sin consultar al médico no son pocos. De hecho, las chicas que tienen antecedentes de cáncer de seno deben acudir primero al ginecólogo, ya que si toman los que tienen estrógenos podrían complicar el problema.

Los naturales: Billings, temperatura, coito interrumpido y ritmo. Aunque a los usuarios de este último, como nos platicó Irene, se les conoce como: papás, así que no es el más ideal.

Ok, ya hablamos de las bondades, ¿hay alguna parte negativa?

No muchas, de hecho ayuda a reducir las tasas de muerte materna.

Sí, así de fuerte. No sólo ayudan a tener una sexualidad y un erotismo pleno, como nos comentó el doctor Arévalo. Porque… una vez que uno ya no tiene el pendiente de traer chamacos al mundo o de adquirir ETS a lo tarugo, uno tiene un verdadero control de su cuerpo. 

Ahora, el doctor Arévalo nos dijo que entre las cuestiones negativas está el riesgo de sufrir trombosis puesto que si la persona tiene sobrepeso, no hace ejercicio, fuma como desquiciada o es hipertensa, la cosa se pone mal. Pero si ella es sana, hace ejercicio y toma anticonceptivos, el riesgo se reduce considerablemente.

El aumento de peso puede suceder, sin embargo, hay que analizar si el aumento es de grasa, músculo o agua. Por los anticonceptivos sólo se ha demostrado que hay un aumento por líquidos.

Acharcarles que son la causa de infertilidad es un grave error. Aunque si bien es cierto, no hay que usarlos más de cinco años, cuando este periodo se cumpla, hay que dar un tiempo de descanso que puede ser de dos a seis meses y después reiniciarlos.

¿Cuál es el más novedoso?

El doctor Arévalo nos dijo que uno que es uno llamado Qlaira, que contiene valerato de estradiol y dienogest. Es la primera vez que se utiliza un estrógeno igual al de la mujer y una sustancia que tiene efectos positivos en el útero. Su principal ventaja es la disminución del sangrado.

¿Depende de mi edad el anticonceptivo ideal para mí?

Nel. En realidad, como nos dijo Irene, depende de tu salud, de la frecuencia en la que tengas relaciones sexuales, pero no de tu edad.

¿Cuál es el anticonceptivo más empleado?

Irene nos dijo que en primer lugar, los jóvenes utilizan el coito interrumpido, después el condón, pastillas anticonceptivas y por último, los más novedosos.

Desafortunadamente, muchas mujeres emplean a diestra y siniestra la pastilla del día siguiente como si fuera un método de planificación familiar. Sin embargo, no se debe utilizar mil veces al año pues aportan una gran cantidad de hormonas que desajustan el ritmo natural de menstruación.

Pues bueno, antes de tomar o utilizar cualquier anticonceptivo, lo mejor es que consulten con el especialista, te dejes de mitos o ideas raras y tengas una sexualidad plena sin miedo a contraer ETS (con el uso del condón) o a traer chamacos al mundo sin haberlo planeado antes.

También checa:

– Escápate para ponerle
– Recetario afrodisiaco
– Love Hotels: lo kinky del sexo