*

Quintonil | Chilango.com

Revista Chilango

3ra. encuesta
anual de sexo
Agosto 2014
No. 129
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Quintonil

Newton 55

Col. Polanco Reforma

Tel. 5280 2680

Crítica chilango

Atención

 

Calidad

 

Ambiente

 

Horarios:
comida: lun-sáb 13-17 hrs, cena: lun-sáb 19-23 hrs
Tipo: Mexicana
Precios: $ 600 - $ 650
TC: Todas
Efectivo
Sitio Web

Promedio usuarios

Detalles: Reservación recomendada, Comida de negocios, Valet parking, Área para fumar, Servicio de bar, Servicio de banquetes, Servicio para llevar, Carta de vinos destacable, Terraza, Cena romántica, Ambiente familiar, Cumpleaños, Para socializar

Descripción

Restaurante de comida mexicana contemporánea.

Crítica

La primera vez que estuve en Quintonil el restaurante estaba en obra negra. Entre el polvo del piso y el olor a barniz, el chef Jorge Vallejo me dijo que su intención era clara: “que lleguen como clientes y se vayan como amigos”.  Para eso, los meseros interceden por Quintonil: conocen bien la carta, son sinceros con lo que les gusta del menú y lo que no y entre un tiempo y otro los cocineros también se involucran en el comedor (al final de la comida terminarás conociendo a más de la mitad del staff).

Aunque el lugar inició con altas expectativas y la noticia de la apertura corrió veloz en redes sociales, uno de los aspectos bien cuidados es la discreción: caminando por Newton apenas notas que en los cristales de una casona está escrito, en letras no muy grandes, el nombre del restaurante y no es hasta que te asomas por la barra que te percatas del comedor en forma.  En el interior también hay en acento en la sobriedad (mesas de granito, poca decoración).

El menú tiene pocas, aunque suficientes, opciones y una “comida corrida” que opera como menú-degustación de siete tiempos.  Jorge utiliza muchos sabores familiares: aguacate, frijolitos, salsa verde, huauzontles, arroz con huevo, tamales e introduce notas vegetales para dar texturas frescas y algunos crujientes. De pronto aparece alguna espuma en los platos pero no como elemento protagónico. Si la propuesta de Quintonil es de vanguardia, la novedad apuntaría más hacia el uso de los vegetales.

 El mejor ejemplo en el que puedo pensar es el tamal de acelga, vestido con una hoja larga, envolviendo a un tamal delgado (verde también) con toques dulces de uva pasa.  Uno de los mejores momentos llega con la nieve de nopal, es sumamente sencillo pero si tuviera que describir a qué sabe el color verde, este plato se aproximaría mucho a la definición.

Cuando llega el turno de los platos fuertes hay pescado, langosta y carne de cerdo. Los dos últimos compiten mano a mano para favoritos del menú: el cerdo que está preparado como carnitas (y las carnitas siempre ganan) y la cola de langosta jugosa.

Para el final dulce hay una torreja, un postre más de cocina tradicional que casera, de un tamaño ideal y petit fours agridulces y picositos (hay una bolita de tamarindo con chile, de las que podrías pedir una bolsita completa para llevar al cine).

Síguelos en twitter: @rest_Quintonil

Aunque la base de datos de Chilango se actualiza con frecuencia, la información de nuestras fichas puede variar debido a los cambios que cada lugar hace en sus operaciones.
Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: