Revista Chilango

Chilanga del año: Elena Poniatowska

Diciembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

Una historia sabrosa

Los tacos del Borrego Viudo

Borrego Viudo Josewolff Borrego Viudo
12 de abril de 2012
Por    Paloma Sierra

Esta popular y amada (por casi todos) taquería abrió sus puertas en 1969, cuando Don Conrado y su hermano decidieron empezar este negocio, sin imaginar el éxito que tendría hoy en día.

Los hermanos arrancaron con dos locales ubicados al lado de la locación actual en Av. Revolución 241; eran únicamente cuatro empleados los que atendían a los clientes. El horario en que daban servicio en aquella época no era tan extenso como ahora, pero conforme fueron creciendo empezaron a cerrar no minutos sino horas más tarde de lo habitual.

Cuarenta y tres años después, el Borrego Viudo cuenta con 80 empleados, que están siempre pendientes de ofrecer un gran y rápido servicio. Y esto es verdad: nunca tardan más de 3 minutos en llevarte tu orden.

Una de las comodidades de esta taquería es que puedes ser atendido desde tu coche, sin la molestia de tener que pagar estacionamiento o esperar hasta que haya una mesa disponible.

Siempre que vayas, verás un gran movimiento entre los empleados que todo el tiempo están corriendo: llevando y trayendo taquitos. La hora pico es de las 21 a las 05 horas, durante todos los fines de semana. En ese turno le toca trabajar a 65 empleados, quienes apenas se dan abasto.

Este lugar es ideal para ir a cenar al salir de un concierto o del antro, para bajar la borrachera. 

El Borrego Viudo es de los pocos lugares del DF que abre 24 horas, casi los 365 días del año. El único día que cierran es el viernes santo.

La buena noticia es que Don Conrado decidió poner un trompo de pescado para servir taquitos aún en Semana Santa, a partir del próximo año.

La especialidad número uno del Borrego Viudo es definitivamente el pastor pero también tiene tacos de lengua, sesos, suadero, longaniza, maciza, cachete, ojo y surtido. El suadero con salsita verde no tiene comparación. 

Los tacos no son de gran tamaño pero hay suficiente carne para que nadie se quede con hambre.

La recomendación: acompáñenlos con su característica salsa que puede que no pique demasiado, pero después de un par de taquitos te cobrará la factura: esófago, estómago e intestinos. No olvides probar su tepache, apaciguará los incendios de tu sistema digestivo.

Los dueños nos informaron que al día venden una cantidad de pastor equivalente al peso de un jetta.

Costo por taco 7 pesos.
Ubicación: Av. Revolución 241, Tacubaya 

Texto  
¿Te gusta?