Revista Chilango

Las 100 canciones que marcaron nuestras vidas

Octubre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

La verdad de la producción vinícola.

El Vino Industrial

24 de enero de 2011
Por    Por BuenaVida

Aunque el vino y su proceso estén llenos de romance debemos ser realistas: nos guste o no, hacer vino es un proceso industrial.

Hay vinícolas que producen en pequeña escala y otras que fabrican cantidades enormes de vino. Por ejemplo, algunos pequeños productores mexicanos pueden acumular 8,000 litros de vino promedio al año. Si damos el salto a L.A. Cetto, ellos pueden producir 101,000 litros de vino sólo en uno de sus tanques.

¿Qué sea industrial quiere decir que es chafa?
No, en absoluto. Regresando con L.A. Cetto, ellos tienen dos de los vinos más premiados del país (El Nebbiolo Reserva Privada y el Petite Sirah, con precios por debajo de los $160 pesos) y producen miles y miles de botellas de ambos.

Los"industriales" nos dan a nosotros como consumidores la oportunidad de empezar a consumir vinos que en teoría deben de ser más baratos, con buenas cualidades (algunos) y con mayor consistencia..., es decir, cada añada que probemos de ellos será muy similar a la anterior, prácticamente igual. Por ello, los "vinos industriales" hacen excelentes vinos de "batalla".

Esta estandarización del vino puede parecer a simple vista algo no del todo bueno, que le quita mística, romanticismo. No saber bien qué esperar, el factor sorpresa... Pero, si somos novatos, al final es lo mejor que nos puede pasar: se reduce el riesgo, se elimina casi por completo la posibilidad de que un vino te haya gustado mucho el año pasado y éste de plano no.

El fenómeno del vino "industrial" se da a nivel mundial, y es necesario para que la industria del vino sobreviva y avance en cualquier país.

Siempre habrá algún gigante dándonos una gama diferente, económica y que posiblemente se quede como nuestro vino de cabecera, y con la producción y venta masiva que le deja un margen de ganancias decente, podrá entonces destinar presupuesto para producir por otro lado un vino que sea de otro tipo, algo que no le signifique ingresos estables o altos.

Así que como siempre, los invitamos a probar muchos vinos y les dejamos nuestras recomentaciones de "vino industrial".

Solaz, Tempranillo / Cab. Sauvignon, España.

Producción masiva de Bodegas Osborne, un vino que puedes encontrar en varias partes del mundo y que cada año conserva una calidad muy decente para su precio. Tiene un color rojo muy profundo y aromas de frutos rojos, ciruela pasa y moras con algo de pimienta y cuero en el fondo. En boca la acidez es alta pero logra balancearse con un toque de vainilla y maderas que no persiste. Un buen vino de batalla, fácil de tomar y acompañar. Lo venden en el super, aprox $100 pesos.

L.A. Cetto, Petit Syrah, Baja California, México.

Multigalardonado, confiable y accesible, siempre tiene muchas botellas en cualquier lado. Su color es rojo granate, obscuro y con algunos reflejos púrpura. Lo primero que se siente son aromas de moras, jamaica y especias; algo de humedad, como de tierra mojada. En boca es un vino frutal, con cuerpo y potencia (para algunos un poco pesado). Puedes acompañarlo con quesos maduros, embutidos y pan. Un vino mexicano de batalla por excelencia. Puedes comprarlo en donde sea por $90 pesitos.

Texto  
¿Te gusta?