*

Café O | Chilango.com

Revista Chilango

Diseño para
tu depa
Julio 2014
No. 128
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Café O

Monte líbano 245

Entre Monte Himalaya y Cerrada de Monte Líbano, esquina con Monte Himalaya a tres cuadras de Reforma

Col. Lomas De Chapultepec

Tel. 5520 9227

Crítica chilango

Atención

 

Calidad

 

Ambiente

 

Horarios:
lun-mié 08-23:30 hrs, jue-sáb 08-24 hrs, dom 09-17 hrs
Tipo: Internacional
Precios: $ 150 - $ 450
TC: Todas
Efectivo
Sitio Web

Promedio usuarios

Detalles: Desayunos, Reservación recomendada, Abierto en Domingo, Pet friendly, Ideal para grupos grandes, Valet parking, Internet Inalámbrico

Descripción

Este lugar engloba un concepto integrado por: vino, deli, librería, bar, café y panadería.

Crítica

 

El ambiente en Café O es generalmente casual, aunque también te puede tocar ver el “fashion week” de las señoras de las Lomas a todo lo que da, al igual que una que otra mesa de señores con traje y corbata que van de chamba. En la mañana te encuentras de todo: mesas de señores, señoras con el outfit deportivo más nice, niños en carriola, parejas con perros (pequeños y bien educados) o hasta los recién levantados que llegan con todo y almohadazo. Algunos van sólo a comprar pan, otros salen con víveres del deli, los demás van a desayunar al tanto que leen el periódico; algunos otros van acompañados de su laptop (aprovechando el wireless). Lo que todos ellos tienen en común, es gozar de un ambiente muy relajado. Sobresale el olor relajante del incienso dentro de una decoración moderna, minimalista pero con detalles y colorido que le dan un toque acogedor al lugar. La selección de música es a base de lounge y destacan las colecciones del Buda Bar y Hotel Costes, entre otras, que dan al ambiente un aire sofisticado que invita a disfrutar de una buena plática. La comida puede estar encabezada por un pulpo rasurado con vinagreta de chile serrano, aceite de oliva y limón; picoso sin ser penetrante, con un sutil acento ácido, muy sabroso. Para continuar podrías pedir una ensalada de radicchio, arúgula, endivias, queso roquefort, pera, nuez caramelizada y vinagreta de manzana; definitivamente un equilibrio de color en donde la dulzura de la pera contrasta perfectamente con la acidez de la vinagreta y lo fuerte del roquefort, que se ve contrarrestado por el toque amargo de las endivias, mientras que la textura crunchy de la nuez te mantendrá entretenido y disfrutando cada pedacito. Para cerrar, ¿qué tal un sándwich de confit de pato con el pan hecho en casa, suavecito y tostado, acompañado de una copa de vino (dentro de selección destacan los españoles, mexicanos y franceses, aunque a precios por arriba del promedio)? Sin duda, una combinación irresistible. Además, mil respetos por la hamburguesa, que viene con salsa bernaise y es una verdadera delicia. El servicio no es malo, pero sí poco dinámico para atender la demanda de los clientes que se agrupan en la terraza, o en cualquiera de los dos pisos del salón, del cual resaltan los cuadros al más puro estilo de Andy Warhol. Si prefieres, puedes sentarte sólo a leer una de las revistas que están a la mano, mientras tomas un rico capuchino y, de repente, sin darte cuenta, habrán transcurrido las horas en el reloj de la pared (un detalle de decoración muy original). Es muy probable que te queden ganas de volver.

 

Aunque la base de datos de Chilango se actualiza con frecuencia, la información de nuestras fichas puede variar debido a los cambios que cada lugar hace en sus operaciones.
Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: