Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Primos

Michoacán 168

Esquina con Mazatlán

Col. Condesa

Tel. 5256 0950

Crítica chilango

Atención

 

Calidad

 

Ambiente

 

Horarios:
lun-mar 8-23 h, mié-sáb 8:30-00 h, dom 8:30-18 h
Tipo: Internacional
Precios: $ 300 - $ 450
TC: Todas
Efectivo
Sitio Web

Promedio usuarios

Detalles: Desayunos, Reservación recomendada, Abierto en Domingo, Cena después de las 23 horas, Comida de negocios, Valet parking, Área para fumar, Servicio de bar, Servicio a domicilio, Facilidades para discapacitados, Terraza, Internet Inalámbrico, Ambiente familiar, Para ver deportes

Descripción

Un tipo bistró de barrio que ya es centro de reunión de modelos, creativos, escritores y fauna endémica de la Condesa.

Crítica

Afuera hay mesitas banqueteras, adentro cómodos sillones y mesas pequeñas de las que ayudan en una plática íntima. La ubicación es envidiable.

La comida es sencilla y sin complicaciones, aunque con un toque sofisticado. Por ejemplo, la torta ahogada de pato cumple con las más estrictas especificaciones tapatías pero con el extra de la buena presentación y un sabor extraordinario; el steak con papas a la francesa de Primos es también un clásico. Los precios son muy razonables, el ambiente amistoso, fresco y se antoja pasar horas de plática con amigos.

Ojo, no se recomienda para exigentes gourmands, los preparados son sencillos; sandwiches, ensaladas, algunas ostras pero nada fuera de lo común.

Entre semana sirven un menú del día que se puede adaptar en cantidad y gusto casi a cualquier paladar. El precio ronda los 200 pesos, a veces más, a veces menos, depende siempre de los ingredientes y el número de tiempos. 

Entre las ensaladas destaca la de endivias: Una fila de hojitas de final amargo que se complementan con un fino preparado cremoso con queso ligero. Es perfecto para empezar.

La linea vegetal es muy gustosa, el plato de verduras a la parrilla, vienen en su punto con la orillas achicharradas, ese detalle hace la diferencia en el sabor.

De plato fuerte hay varias opciones, pueden ser los ostiones Kumamoto, frescos, en directo de Ensenada o un sencillo sandwich cubierto de salsa bechamel. Este último puede ser con o sin huevo, y la verdad sea dicha, las papas le van perfecto.

La carta de vinos no es espectacular, pero las opciones por copeo son muy buenas. El servicio es correcto, en general muy atento y ¿eficiente?, no mucho, todavía les falta pero eso sí, con muy buenas intenciones. Por ahora su mejor manjar es el ambiente relajado y ‘escenoso’. El responsable es Federico Rigoletti, chef de Lampuga y Puntarena.

Aunque la base de datos de Chilango se actualiza con frecuencia, la información de nuestras fichas puede variar debido a los cambios que cada lugar hace en sus operaciones.
Texto  
¿Te gusta?