Picnic en plena ciudad; te decimos qué comer y dónde hacerlo

Solo necesitas seguir estos consejos y disfrutar de un plan diferente

Picnic en la ciudad
Foto: Édgar Durán

Los días soleados de verano (cuando no llueve) son un buen pretexto para tender tu mantel y buscar deliciosas alternativas más allá del huevo. Aquí te dejamos lugares, menú y todo para armar un picnic en la ciudad.

Menú

Baguette

Puedes tomar una de la panadería de la esquina, cierto; pero existe un reino donde las baguettes se disputan la corona: Maison Kayser, Le Pain Quotidien, Costra y La Bohème tienen a ese gran exponente que, dicho sea de paso, debe tener corteza crujiente y miga ligera.

La Bohème, parissien $22, tradicional $23, cereales $25.

Fruta de mercado

En El Chorrito tienen fruta de temporada, de buena calidad y a precios justos. Lo mejor, te dan chance de escoger para que no te vaya a tocar una magullada. Si andas de suerte, te toca pilón. Pasa por el puesto de flores: tu picnic se verá adorable si lo decoras.

Gob. Melchor Muzquiz, s/n, San Miguel Chapultepec.

Quiche

Especialistas en quiches y tartas, en Cachito Mío encontrarás uno de los protagonistas de tu picnic: un quiche de tomate o de espinacas recién horneado (y preparado de manera artesanal). Los venden por rebanadas o la pieza completa, según el número de asistentes.

Cachito Mío, Guanajuato 138, Roma, $270, rebanada $40.

Botella de agua

Con el estandar más alto del mercado, esta agua pasa por un proceso de triple filtración, se remineraliza e ioniza. Es pura y tiene la mejor de las vibras (si esto te importa, el proceso incluye mensajes de amor, gratitud y respeto). Además, viene en una bote- lla de cristal, reutilizable.

Casa del agua, Puebla 242, Roma, $25, 355ml, $50, 600ml.

Pastelitos

La panadería del Hyatt ha logrado su fama de boca en boca. No tienes que estar hospedado para ir por una de las delicias del chef pastelero Miguel Gómez. ¿Te quieres ver fancy?, no saques los pastelitos de su caja hasta comerlos: en Amado, hasta los empaques son lindos.

Amado, Campos Elíseos 204, Polanco, $90 pastel individual.

Quesos

Gorgonzola y Brie, porque hablando de quesos no pueden faltar los franceses, y Flor de Atlixco y Casa de piedra, porque también hay buenos mexicanos. En Galia tienes la opción de pedir que te armen una tablita con los de tu gusto; hay mucho de dónde escoger.

Galia, Álvaro Obregón 101, Roma, a partir de $140.

Charcutería

No hay mejor compañía para los quesos que la charcutería. Pide a los chicos de Catamundi que te armen una cajita, ésta incluirá chorizo dulce y de Pamplona, salami, jamón serrano y lomo embuchado. Pide también que agreguen una pieza de pan con arándanos.

Catamundi, Alejandro Dumas 97B, Polanco, $360.

Infusiones

Una bebida original y rica es lo que obtendrás con nuestros consejos:

  • 1/2 toronja rebanada + 3 ramitas de romero
  • 1 1/2 limón amarillo rebanado + 2 rebanadas de jengibre + 1/2 pepino rebanado
  • 3 rajas de canela + 1 pera + 2 rebanadas de jengibre
  • 8 fresas rebanadas + 3 ramitas de menta + 1/2 peino rebanado

Instrucciones: Infusiona tu mezcla favorita una noche antes en el refri. La vas a amar a la hora del calor.

¿Dónde?

Foto: Shutterstock

1Bosque de Chapultepec

El lugar típico del picnic chilango es la primera sección, en el recién rehabilitado Parque de la Hormiga. La entrada más cercana es por la puerta Quebradora, sobre Constituyentes. Si llevas niños, la pasarán bomba en la tirolesa. No olvides cargar con una pelota para echar la cascarita, o un libro para la leidita.

Av. Constituyentes s/n, San Miguel Chapultepec

Foto: Cuartoscuro

2Parque Bicentenario

Aquí hay dos modalidades: la tradicional, donde extiendes tu mantel y llevas tus alimentos; o la zona picnic, en la que encontrarás mesas y sillas de concreto (si tienes un evento, te pueden apartar hasta cuatro de sus 23 mesas). También pensaron en los chavitos: hay un arenero donde entretenerse un buen rato.

Av. 5 de mayo 290, San Lorenzo, Azcapotzalco.

Foto: Cuartoscuro

3Las Islas de CU

En esta zona, que pertenece a la Ciudad Universitaria, hay una bella vista a la Biblioteca Central y el imponente mural de Juan O’Gorman. El ambiente universitario es también un plus, pues es relajado y amigable. No hay sombra en la zona, así que no olvides mucha agua y bloqueador solar.

Circuito Interior, Ciudad Universitaria