Fails de talla mundial: las metidas de pata de la afición mexicana

¿Por qué somos así? 😔

osos de méxico en el mundial
Foto: Getty Images

Puede que la afición mexicana sea una de las mejores del mundo, pero el relajo y la fiesta también traen sus consecuencias. Si no nos crees, checa estos osos de México en el Mundial que fueron aún más allá del famoso canto homofóbico y dinos si acaso no son de pena ajena.

Cinco osos de México en el Mundial

 También lee: Hay tres mexicanos detenidos por robo en Rusia

5Chelas pa’la banda

Durante el debut de la selección mexicana en Brasil 2014, uno de los vendedores de cervezas del Estadio Das Dunas de Natal descuidó el contenedor y se ausentó por unos instantes. Los mexicanos –y uno que otro aficionado de otro país– no pudieron resistir y aprovecharon para chelear de gratis. Ni los voluntarios, ni el equipo de seguridad trató de impedirlo, pero sí hubo quien lo grabó y el video no tardó en hacerse viral como uno de los osos de México en el Mundial.

4Sueño pesado

En el Mundial de Alemania 2006, el gobierno creó albergues para recibir a los aficionados que no contaron con la suerte de conseguir hospedaje. Uno de los sitios habilitados fue un búnker militar, el cual recibió a quienes asistieron al partido entre México y Angola, en Hannover.

Uno de ellos, Evaristo Madero, celebró de más y, después de echarse una pestañita de 13 horas, despertó completamente solo, con la puerta del búnker cerrada. En su desesperación, Madero gritó hasta que alguien lo escuchó, pero no lo pudieron sacar en ese momento, pues el militar que disponía de las llaves estaba a hora y media de distancia. Después de tres horas de espera en total, el originario de Parral, Chihuahua, fue rescatado y su historia se convirtió en uno de los osos de México en el Mundial.

 También lee: «Me salió del alma»: Karen Harfuch, sobre su grito de «no mames» 🤣

3De charros

Visited the man again after 4 years

Una publicación compartida por RG (@atagotraveller) el

Otro de los inolvidables osos de México en el Mundial ocurrió en Sudáfrica 2010. Un aficionado azteca consideró que le faltaba el toque mexicano a la estatua de Nelson Mandela, e intentó ponerle un sombrero de charro al monumento.

De inmediato, la policía se percató del acto y el compatriota fue detenido. Tras pasar unas horas en la cárcel, salió libre después de pagar una multa y con la sanción de no poder ver los partidos de la selección mexicana durante la Copa Mundial. El acto fue interpretado como insulto a nivel internacional y la cancillería mexicana en Sudáfrica tuvo que pedir disculpas.

 También lee: 8 clases de chilangos que tendremos que soportar con el Mundial

2¡Bajan en la esquina!

En 2002, el tren bala de Japón, el más rápido del mundo, se detuvo en plena marcha por primera vez en la historia, después de que alguien presionara el botón de emergencia. Nunca se supo el nombre del autor de uno más de los osos de México en el Mundial, pero sí su nacionalidad.

Esto provocó una fuerte movilización de policías, bomberos y paramédicos en Japón por temor a un atentado, pero la única emergencia que encontraron fue un mexicano en estado de ebriedad al que se le hizo fácil «pedir la parada». El paisano todavía andaba enfiestado a tal grado que pensó se encontraba en el Metro de la Ciudad de México.

1Golden showers

El 2 de julio de 1998, ocurrió uno de los peores osos de México en el Mundial. Roberto Ortega, de entonces 24 años, paseaba por los Campos Elíseos con unas cuantas copas demás cuando le entraron las ganas de ir al baño.

El mexicano mostró su buena educación y buscó un lugar resguardado para no orinar en la calle. El problema fue que, aparentemente, Ortega no encontró mejor espacio que uno de los máximos símbolos patrios de los franceses: la famosa Flama Eterna, la cual ardía desde 1921 para conmemorar a los soldados caídos en la Primera Guerra Mundial.

Para encender nuevamente el fuego, se tuvo que realizar una ceremonia, en la que estuvo presente Sandra Fuentes-Berain, la entonces embajadora de México en Francia, quien pidió disculpas por lo ocurrido. Pero el acto ya había tensado las relaciones diplomáticas entre las dos naciones. El responsable, por su parte, pagó una multa, después de pasar varias horas en prisión; además ofreció una disculpa pública, a petición de las autoridades de ese país.

 También lee: México debuta en Rusia y sigue ganando como siempre 🎉🎊🍻