Las perlas del tercer (y último 🙌) debate presidencial

Las campañas concluirán el miércoles 27 de junio

tercer debate presidencial
Foto: Cuartoscuro

Combate a la pobreza, ciencia y tecnología, desarrollo económico y educación fueron algunos de los temas abordados durante el tercer debate presidencial, ocurrido la noche de este martes 12 de junio en Mérida, Yucatán.

Este encuentro se dio a 19 días de la elección, que se celebrará el próximo domingo 1 de julio, y una semana antes del esperado fin de estas laaargas campañas, proyectado para el 27 de junio, tras el cual los chilangos y todos los mexicanos disfrutaremos de cuatro maravillosos días sin spots políticos.

Aunque en una primera parte los participantes del tercer debate presidencial habían mantenido más o menos la compostura, en cuanto apareció el tema de la reforma educativa, los ánimos comenzaron a encenderse y entonces regresaron las descalificaciones.

También lee: Los momentos #WTF del segundo debate presidencial

Acá te dejamos las perlas de los cuatro hombres que compiten por ser el próximo presidente de la República.

Los momentos más surrealistas del tercer debate presidencial

La única mención a #Rusia2018

A la vieja usanza del PRI, el candidato José Antonio Meade comenzó su participación recordando que el Mundial de Rusia está por comenzar y hasta se aventó el «detalle» de enviarle un saludo y buena vibra a la Selección Nacional… ¿de verdad creerá que eso puede redituarle en votos, en pleno 2018? Cabe mencionar que ningún otro candidato expresó su apoyo al Tri… ¿cambiará eso las encuestas? #NOT

«Mucha suerte para la Selección», reiteró poco antes que iniciara la ronda final… 🙄

«Ahora dale un beso»

Jaime Rodríguez Calderón, «El Bronco», insistió en jugar la carta de que sus tres contendientes, a quienes llamó «la tercia maldita», pertenecen al sistema de partidos que implica mucho dinero… en lo cual no miente.

Pero apenas empezaban las reacciones positivas en redes por este tipo de argumentos, cuando el exgobernador de Nuevo León, tras un encontronazo entre Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya, les dijo: «me divierto mucho con ustedes, ahora dale un beso». 🤦‍♂️ Y miren que ya iba a subir de 4 % a 4.001 % de la intención de voto.

El necio y el celular

En esta ocasión Ricardo Anaya tuvo problemas para respetar sus tiempos de participación y los moderadores debieron recordarle en varias ocasiones que su turno ya se había terminado; rumbo al final del encuentro, cuando López Obrador mostró una foto en la que el panista y candidato de la alianza Por México Al Frente (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano) aparece junto al presidente Enrique Peña, Anaya lo interrumpió en varias ocasiones, sin importar las quejas de quien tenía la palabra ni los llamados de los moderadores. ¡Qué 🐶🐻!

En otro momento, al exponer su proyecto para dotar de internet y dispositivos móviles prácticamente a cualquier mexicano (no entendimos de dónde saldría el dinero), Anaya sacó su teléfono y la periodista Gabriela Warketing le recordó que estaba prohibido su uso en el tercer debate presidencial, a lo que Anaya aclaró que lo tenía apagado… ¡¿pero qué necesidad de que lo regañaran en cadena nacional?!

Le sacó la vuelta al reto

En esta ocasión sentimos que López Obrador le subió un poquito a la velocidad al hablar, aunque ni eso evitó que la mayoría de sus participaciones fueran cortadas debido a que se acabó su tiempo en rodeos y repitiendo lo mismo de siempre en vez de dar propuestas concretas… ya saben, las soluciones a cualquier problema nacional radican en la mágica desaparición de la corrupción, que seguimos sin entender bien cómo pasaría.

Primero estuvo sonriente y hasta bromeó cuando el «Bronco» le preguntó si tenía una foto de Elba Esther Gordillo en la cartera: «no, fíjate que ahora no la traje, por precaución».

Sin embargo, cuando Anaya lo acorraló y buscó retarlo a renunciar a la candidatura si se comprueba que el grupo Rioboó obtuvo los contratos de construcción del segundo piso de Periférico vía licitación directa, el de Morena por poco pierde la serenidad y, sin dar argumentos, se limitó a decir que el panista mentía: «soy peje, no lagarto»… ¡¿y eso qué quiere decir?! 😒

También lee: Así fue el primer debate presidencial 2018