Accidentes y hasta muertes por robo de coladeras en CDMX

Las tapas de las coladeras se venden de forma clandestina

Robo de coladeras
Foto: Cuartoscuro

El robo de coladeras genera accidentes y muertes en Ciudad de México y no solo eso, también ha representado un gasto millonario para el Sistema de Aguas capitalino.

Algunos caminan sobre ellas sin miedo, muchos otros prefieren esquivarlas para evitar el riesgo. En las calles y avenidas de la ciudad existen más de 900 mil coladeras de drenaje y, aunque no deberían representar ningún peligro, hoy muchas ya no tienen tapas, lo cual ha desatado todo tipo de accidentes.

De acuerdo con Miguel Carmona –director de Drenaje, Tratamiento y Reúso–, en lo que va del año se han reportado alrededor de 139 coladeras sin tapadera, mientras que en 2017 fueron 420. El robo de coladeras ha generado ponchaduras de llantas, daños a vehículos y, lo más grave, caídas de peatones.

Te puede interesar: Este megabache la está rompiendo en Constituyentes

Apenas el 14 de junio, un niño murió atorado en una coladera en la delegación Iztapalapa. El menor, de 9 años, caminaba de la mano de su madre sobre la calle Eloy Cavazos y, cuando ambos corrían para escapar de la lluvia intensa, el pequeño tropezó y la corriente lo arrastró. Lo rescataron ya sin vida.

Los rescates

«No es muy común que hagamos el rescate de alguna persona que cayó en una coladera», cuenta Raúl Mendez Salazar, primer oficial del Heroico Cuerpo de Bomberos de Ciudad de México.

Prácticamente todos los años, durante la temporada de lluvias sabemos de al menos una persona herida o muerta a consecuencia de caer en alguna coladera. No obstante, los accidentes ocasionados por robo de coladeras son vistos como casos aislados por los bomberos capitalinos y no cuentan con algún tipo de preparación para este tipo de emergencias.

Muchos de ellos, sin embargo, han participado en uno o más rescates de este tipo:

«Hace tiempo, por el Metro Merced, fui a un rescate; nos reportaron la caída de una señora, ese drenaje tiene 20 metros de profundidad». Aquella vez llegó tarde, pero los vendedores de la zona la sacaron antes que él llegara y, por suerte, no hubo que lamentar su muerte.

Robo de coladeras
Foto: Cuartoscuro

Robo de coladeras: más frecuente de lo que creemos

La principal causa de estos accidentes es el robo de coladeras. Si bien muchas se deterioran por el tiempo, lo cierto es que la gran mayoría desaparecen sin más. Hasta 2017, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) había reportado 12,513 piezas hurtadas. Además de ocasionar accidentes, el robo de coladeras generó un gasto de 114.1 millones de pesos a ese organismo.

Apenas el 22 de junio, uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública detuvieron a dos personas –de 24 y 27 años– al sorprenderlas mientras robaban dos coladeras en la avenida Juárez, a la altura de la calle Luis Moya, en la delegación Cuauhtémoc.

Robo de coladeras
Foto: Cuartoscuro

El año pasado, la Asamblea Legislativa del (extinto) Distrito Federal aprobó la iniciativa para sancionar con prisión de 2 a 6 años a cualquier persona que incurra en robo de coladeras.

El pasado 29 de junio un joven de 25 años murió cuando su moto cayó en una coladera destapada sobre Bulevar Adolfo Ruiz Cortines, a unos metros de la Unidad Habitacional Pemex Picacho.

¿Para qué se roban las coladeras?

Los amantes de lo ajeno no buscan todas las coladeras. Las que están fabricadas con concreto no suelen desaparecer de la noche a la mañana, pero muchas se quiebran o se hunden debido al desgaste diario por el paso de los coches.

El robo de coladeras se concentra, sobre todo, en las que están fabricadas de fierro colado. De acuerdo con el director de Drenaje, Tratamiento y Reúso, colocar una coladera de hierro tiene un costo de alrededor de $9,300, «esto incluye el costo del personal, cemento y aditivos que aceleran su secado», dice.

Robo de coladeras
Foto: Cuartoscuro

Además, las rejillas que van en la orilla del pavimento de la banqueta tienen un valor de $7,500. De acuerdo con El Heraldo de México, los delincuentes venden las coladeras en $240 cada una, ya que tienen un peso de 60 kilos y cada kilo es pagado a $3 o $4.

Para contrarrestar esta situación se han tomado otras medidas, como colocar coladeras de hierro dúctil, el cual no es fácil de vender. Aunque su instalación es igual de costosa, el director de Drenaje, Tratamiento y Reúso asegura que esta solución ha resultado satisfactoria: no se han registrado robo de coladeras de este material.

¿Dónde puedo denunciar una coladera sin tapa?

Puedes hacer tu denuncia en la Procuraduría Social de Ciudad de México. Según Miguel Carmona, director de Drenaje, Tratamiento y Reúso, instalar el repuesto de una coladera puede tardar hasta una semana. Por eso es importante que denuncies lo antes posible.

Aunque, en caso de que el reporte sea en una vialidad transitada, generalmente las obras se hacen de inmediato y en la noche. Esto pudo haber prevenido la muerte del joven que falleció en Bulevar Adolfo Ruiz Cortines.

Si fuiste o eres víctima de una situación similar, la recomendación es que acudas al Ministerio Público más cercano al hecho del accidente, en el área del juez cívico, que te canalizarán con el departamento de tránsito terrestre. Ellos realizaran el dictamen.

Te puede interesar: Ya tenemos un radar para anticipar las lluvias en CDMX