Vicente Fernández: un ídolo que nunca se irá

Arrancó la gira 'Hasta siempre México', en el DF

Getty Images

Los ídolos nunca se irán aunque se despidan. Eso lo demostró Vicente Fernández este miércoles en el arranque de la gira “Hasta siempre México” en el Auditorio Nacional. Ante un lleno total, ya con los años encima, ya moviéndose en el escenario como quien perdona el tiempo, Chente demostró que mantiene la potencia de su voz y que todavía las puede todas.

Gente de todas las edades acudió al coloso de Reforma, en la que será la última gira en tierras chilangas del charro de Huentitán, y quien le festejó, una a una, todas las canciones y todas sus palabras. La sola presencia del cantante bastó para una ovación de pie y la euforia se desató con cada interpretación al lado del mariachi.

Vicente dio un repaso a toda su discografía, arrancó con “De un rancho a otro” y “Ojalá que te vaya bonito”. Provocó miles de suspiros, de gritos, de ovaciones. Hizo algunas referencias a la muerte, a ese final que nos espera a todos. Fue una noche muy emotiva, incluso mientras interpretaba “El Hombre que más te amó” proyectaron algunas escenas y fotos de Alejandro Fernández cuando era niño y Vicente todavía joven. “No me chille, cabrón”, exclamó el tapatío.

Sólo José Alfredo Jiménez pudo haber escrito un himno y testamento como la canción “Gracias”. Que incluso Chente aseguró que es la pieza preferida que ha grabado de la inmensa e inmejorable obra del guanajuatense. Esa canción que es la despedida de un ídolo de su pueblo provocó el llanto de emoción en Vicente Fernández.

“Mientras no dejen de aplaudir, yo no dejo de cantar, hasta que desquiten lo que pagaron”, dijo Chente. Y así fue. Un público entregado a su ídolo en el adiós que nunca dejó de aplaudir en las casi tres horas de concierto. Chente nunca titubeó, nunca se cansó, nunca le faltó voz. Como en antaño, su potencia inundó el Auditorio y aunque es la gira del adiós, lo cierto es que los ídolos del pueblo son inmortales.

Setlist

– De un rancho a otro
– Ojala q te vaya bonito
– Flor de Azalea
– Botas de charro
– La misma
– Cien años
– Si acaso vuelves
– Hermoso cariño
– Lástima que seas ajena
– Nos estorbó la ropa
– Por tu maldito amor
– Cada mañana
– Otra vez
– Un millón de primaveras
– La verdad que duele
– La derrota
– Aunque me duela el alma
– Fuego en la sangre
– Estos celos
– Acá entre nos
– Qué de raro tiene
– Bohemio de afición
– Yo no me quiero ir
– Mujeres divinas
– El señor de las canas
– Alejandra
– Sólo Dios
– Urge
– Gracias
– Las llaves de mi alma
– El rey
– El adiós del soldado
– La ley del monte
– El hombre que mas te amó
– De qué manera te olvido
– Serenata huasteca
– Ella
– Volver volver