Una noche de éxitos con los Decadentes en El Plaza

Rapidos y concisos

José Luis Garduño

Con un sold out en sus dos fechas, El Plaza Condesa recibió a una de las bandas argentinas más queridas por el público mexicano: Los Auténticos Decadentes.

Al llegar, era notable el cerco de seguridad, policías, ambulancias y paramédicos que se encontraban a los alrededores; situación que desconcertó a más de uno, sin embargo la velada se llevó a cabo de manera tranquila y sin conflictos.

Diego “El Cebollla” Demarco fue el encargado de arrancar el show con su proyecto solista, sus canciones románticas y tranquilas no lograron captar por completo la atención de la gente, aunque se podían escuchar algunos fans coreando las composiciones de su nueva producción Casi Nada

Alrededor de las 10:00 las luces se encendieron para dar pie a la presentación estelar, integrante por integrante se proyectaron en la pantalla del lugar  y sin mayor preámbulo se escuchó “Somos” ligada con “Como me voy a olvidar”. Sin siquiera dejar respirar y tan sólo con un “Hola México”, continuaron con “Enciendan los parlantes” acompañada de los “Los Piratas”.

“Nos gusta volver a D.F. es como nuestra segunda casa” dijo Cucho Parisi y entonaron “Pendeviejo” las manos se agitaban al unísono de “Quiero ser un pendejo, aunque  me vuelva viejo” mientras un señor a lo lejos, ya de cabello gris y que quizá iba acompañado de sus hijos, cantaba con feroz sentimiento mientras decía “Que voy a hacer, yo soy así”.

La noche se desenvolvía con la naturaleza de una gran fiesta, la gente no paraba de saltar y los Decadentes no dejaron de soltar un éxito tras otro. Los celulares grababan, las gargantas gritaban y las manos que quedaron libres se agitaban al compás de las canciones.

Tocó el turno de Perro Viejo al micrófono para interpretar “Viviré por siempre”, “Corazón”, “Diosa” y “Auténtica”. Sin duda fue un concierto rápido, ya que no hablaron mucho y tocaban una tras otra, el público a la par no descansó ni un segundo.

“Prima lejana”, “Besándote”, “El Murguero”, “Osito de Peluche de Taiwan”, “El pájaro vio el cielo y se voló”, fueron las canciones que siguieron y que hicieron vibrar al Plaza pues las canciones de los Decadentes se han vuelto himnos para muchos.

Se acercaba el final de la velada cuando se escuchó  “A mí no me importa el dinero” con el audio de la tijuanense Julieta Venegas quien acompaña a los Auténticos en esa canción, seguida de “El corso del Ayacucho”.

Entre cánticos de “Ole ole ole ole deca-dentes” en lugar del clásico “Otra otra” regresaron para interpretar “Loco (tu forma de ser)” y “La banda sigue”  con lo cual se despidieron del público chilangol después de casi dos horas de concierto, un aproximado de 25 canciones y un Plaza Condesa lleno.

Sin duda los Decadentes son garantía de fiesta y en esta ocasión no fue la excepción una canción tras otra, no dejaron a nadie con el clásico “faltó esta”; la gente salió satisfecha del lugar coreando los éxitos de estos argentinos que tendrán una segunda fecha en el mismo lugar el día de hoy.