¿Tú ya conoces a Joe Volume?

Nuestra #ChilangaBanda de la semana

Eureka

Mientras más tiempo pasa Joe en México, más fechas agrega a su calendario de presentaciones. El pasado 27 de enero, anunció una serie de conciertos dentro del Caradura que consistirá de 4 jueves consecutivos (11, 18, 25 de febrero y 3 de marzo) que servirán para desde presentar por completo su primer LP, pues cumple 10 años, a hacer un concierto en homenaje de The Velvet Undergound.

Desde su retiro de la música en nuestro país en el 2012 (dado por falta de oportunidades) a Joe se le ha mitificado como uno de los músicos más violentos y honestos que han salido de México. Se contaban historias sobre el cómo aquel joven energético rompía botellas en su cabeza en cada show que la banda otorgaba hasta que la cabeza le sangraba y en El Chopo la gente se arrebataba una copia del “I (Love) Broken (Hearts)”. Mientras que en los mismos años también se formaban rumores sobre lo que hacía en Los Angeles y el cómo se había hecho de amistades como la de Nick Cave en su estadía dentro de la ciudad.

El público que consume música independiente en México necesitaba de regreso a Joe Volume, a su sonido crudo y a sus shows sin sentido. Hasta que un día amanecimos con la noticia de una fecha dentro del marco del festival Aquí No Hubo Escena (ANHE) y después se integró otra presentación dentro del Festival Marvin.

 

 

Joe ahora da un concierto cada 15 días aproximadamente. La forma en cómo se dirige al público y le echa bronca, su actitud de vale madrismo punk, sus palabras contestatarias y honestas en conjunto con sus canciones hacen de su show, después de 10 años de carrera, uno de los más intensos que se pueden vivir en chilangolandia.

El personaje que se ha creado sigue a la perfección aquel arquetipo de rockstar de antaño que varios extrañan tener. Al igual que su música que él mismo define como una cohesión de todas las vertientes del rock clásico, con sus principales influencias en agrupaciones de punk rock como: The Ramones, Buzzcocks y The Clash.

La carrera de Joe empezó cuando sus padres en lugar de optar por pagarle una escuela universitaria decidieron financiar sus primeros trabajos discográficos. El primer Ep que grabó junto a su banda The Vincent Black Shadows, “Real Not Right”, salió en el 2006 y su primer disco “I (Love) Broken (Hearts)” fue lanzado un año después.

La gente se enamoró de su sonido directo, sus canciones bien construidas y ese estilo de producción lo-fi que le agrega teatralidad post punk a temas como The Kids (Still Waiting), una pieza indispensable para entender a la industria indie mexicana.

 

 

Para el 2009 Joe se había deshecho de los Vincent Black Shadows para editar el primer material únicamente bajo su nombre: “Picture Perfect Paranoia!”, un disco divertido que hizo uso de más juegos con la distorsión y un sonido más agresivo que su anterior material. Un año después con “The Shameless” Joe creó su primer disco sumamente personal, pues fue escrito durante su rehabilitación.

Su último trabajo, ya terminado de producir en Los Angeles, es “Lonesome Water, Lonely Sea” del 2012. En este disco se empiezan a ver influencias más cercanas a Swans y Nick Cave and the Bad Seeds siendo su disco más introspectivo y depresivo hasta la fecha. Este material aún se puede encontrar con facilidad en vinilo dentro de lugares como La Roma Records.

Joe ya cumplió el sueño que tenían muchos de volver a verlo rompiendo guitarras en el Estado de México (adiós DF), pero para mejorar aún más este año él ya ha confirmado que se encuentra produciendo su próximo disco el cual según su guitarrista Rak será titulado “El Desdichado”.

¿Qué te pareció este proyecto? Siéntete libre de comentar tus impresiones. También puedes dejarnos en los comments el nombre de alguna #ChilangaBanda que creas que valga la pena reseñar.

También lee:

¿Cómo diablos se usa el potro del amor?

Confesiones de una mesera de Sanborns

Yo fui palero de talk show