Tove Lo en Pabellón Cuervo presume su sensualidad sueca

Fue su interpretación de "Habits (stay high)" la que prendió más a la gente.

Tove Lo Pabellón Cuervo
Foto: Lulú Urdapilleta (Ocesa)Tove Lo no llenó el Pabellón Cuervo, pero vaya que enamoró a los que fueron.

Quizá no llenó el Pabellón Cuervo, pero anoche la cantante Tove Lo no sólo dio un show donde demostró que sí se puede hacer pop de calidad, sino que, casi sin querer, acaba de convertirse en la nueva novia de México.

A las 9:30 de la noche, el lugar se apreciaba con un lleno de poco más de la mitad, pero quienes fueron se aglutinaron hasta adelante, demostrando su devoción por la sueca en esta escala de su gira Lady Wood.

¿El público? La mayoría jóvenes que la conocieron gracias al sencillo “Habits” y porque como dijo una: «Me enamoré de su canción cuando la pasaban mucho en Radio Disney». Aunque no faltó el despistado que no sabía que “Heroes (we could be)” no es parte del repertorio de la sueca, sino del DJ Alesso: «No mames, ¿neta? Es la única que me sabía».

También había uno que otro papá y mamá que decidieron acompañar a sus pubertos hijos a su primer concierto: «Mejor la traigo yo, a que venga con sus amiguitas a emborracharse. Ya ves que sus canciones nada más hablan de sexo y alcohol», expresó una mamá junto a su apenada hija. Aunque le faltó decir de drogas, porque vaya que la sueca escribe bastante sobre ese tema.

Eran justo las 9:40 de la noche, cuando Tove Lo —apodo dado por su madrina cuando era niña—, llegó al escenario con un crop top blanco, unos pantalones entallados y tres músicos de apoyo. Abrió con “True disaster”, seguida de “Lady Wood” e “Influence”. Para sorpresa de muchos, su voz rasposa suena igual en vivo que en sus grabaciones y todo el tiempo mantuvo una energía constante.

Desde el comienzo, los sensuales bailes de la compositora de éxitos como “Love me like you do” cantada por Ellie Goulding, parecían gritar a todo pulmón: «Quítate Shakira, que ahí te voy». Y varias veces hizo creer que levantaría su top, ante los gritos de los asistentes.

En presentaciones anteriores, ella ha mostrado los senos al público, así que los chilangos esperaban lo mismo en este concierto. Incluso llegamos a escuchar por ahí el clásico canto chilango: «Chichis pa’ la banda».

Justo cuando tocaba uno de sus más grandes éxitos “Talking body”, la intérprete comenzó a mover las caderas de lado a lado, se acarició los pechos por encima del top y de pronto  —Oops! She did it again— hizo un breve topless para gusto de la audiencia, quienes se unieron en aplausos y gritos de emoción.

Sin embargo, y para que vean que la banda no es tan morbosa, fue su interpretación de “Habits (stay high)” la que prendió más a la gente. Se trató del cierre perfecto tras poco más de una hora donde también sonaron “Vibes” y “WTF love is”. Por supuesto que a Tove Lo en México ya la podemos considerar símbolo sexual.