The Sounds y su ruda dosis sexual

Se apoderaron del escenario de El Plaza Condesa

Especial.
Alta dosis de sexualidad, Maja Ivarsson tomó el control del escenario desde que lo pisó. Un traje de piel corto cubría su cuerpo, la rubia, sexy, con un cigarrillo, supo cómo enamorar a cientos de gargantas que ansiaban el humo de su boca.
 
The Sounds llegaba a la capital y desde temprana hora, cientos hacían una larga fila para estar lo más cerca posible de Ivarsson, Félix Rodríguez, Johan Bengtsson, Jesper Anderberg y Fredrik Blond.
 
Ivarsson podría ser el referente más próximo de Blondie; rubia, curvas pronunciadas y mucha actitud ruda-sexual enamoraron a cualquier chilango que pisó El Plaza Condesa.
 
“Emperor” persuadió a más de uno a sacar un cigarrillo, la voz melódica de Ivarsson explotó en la tarima, todos brincaron y uno de los meseros voló con todo y cervezas. ¡El poder sueco estaba presente! 
 
“Dance With The Devil” y “Seven Days A Week “ nos invitaron a pecar, Ivarsson robaba toda la atención, su “persuasión” provocaba que todos miraran al escenario. Su corta falda subía sus pronunciados muslos mientras más de uno quería poseerla.
 
“The Best of Me” y “Dorchester Hotel” encendió el vecindario, todos bailaban y brincaban; un par de sostenes y chamarras volaron al escenario. Ivarsson se colocó la chamarra entre sus muslos , todos querían probar el sabor de una “rockstar“.
 
Las verdaderas propuestas pocas veces necesitan luminarias y grandes recursos técnicos. Una bandera de México apareció, Ivarsson se cubrió con ella, “Midnight Sun” continuó inyectando energía, nadie paró de brincar. 
 
Ivarsson dejó por un momento breve su lado rudo, una chica siempre tiene su lado romántico, “Wish You Were Here” azotó el micrófono en el corazón de la vocalista.
 
“No One Sleeps When I’m Awake” y “Painted By Numbers” descargó toda la potencia sexual que Ivarsson contenía en su cuerpo, sin pudor, sin recelo, se entregó  a los fans.
 
El quinteto regresó con trajes de charro, Ivarsson no lo necesitó, ya se había ganado a todos, “Tony The Beat” cimbró las cabezas de todos. 
 
La vocalista sueca bajó del escenario, ya nada importaba, un grupo del público la cobijó y “Rock And Roll” fue el llamado para unir a todos, cientos de voces cantaron junto a ella.  
 
“Hope Your Happy Now” terminó dos horas de alto calibre sexual, extasiados, todos querían una parte de Ivarsson, todos querían más, ella sólo sonrió, bebió una cerveza y se esfumó en el escenario.
 
The Sounds cumplió con creces. Sin una faraónica producción supo saciar el hambre “sexual” de todos, y todos quedaron satisfechos. 
 
Set List The Sounds El Plaza Condesa
 
Emperor 
Song With A Mission 
Shake Shake Shake 
Dance With The Devil 
Seven Days A Week 
Something To Die For 
Take It The Wrong Way 
The Best of Me 
Dorchester Hotel 
Midnight Sun 
Wish You Were Here 
Weekend 
4 Songs & A Fight 
No One Sleeps When I’m Awake 
Painted By Numbers 
Living In America 
Outlaw 
Ego 
 
Encore:
 
Tony The Beat 
Rock ‘N Roll 
Hope You’re Happy Now