The Gaslight Anthem

Se formaron en el 2005, en medio de la explosión del emo mainstream y las bandas indie. Esta banda lidera una nueva ola en el punk-rock norteamericano, con un sonido fresco, rocker, que al mismo tiempo tiene la vibra que apela a las masas fresonas. Esto, es algo nuevo. Sus álbumes anteriores lograron un culto dentro del circuito de punketos clavados, se convirtieron en héroes del fanzine y ahora, impulsados por un álbum con un corte mucho más comercial, la rompieron. La crítica amó el American Slang y hasta el mismísimo Bruce Springsteen se subió al escenario con ellos durante el festival de Reading en Inglaterra. Si te gustan los Killers, pero más rockers, vas.

¿Han venido al DF?
Nunca, pero a juzgar por el juego repetido que le dan en la FM, se huele una próxima visita de la banda.

¿Qué les hace falta para dar el brinco?
Probablemente su mayor debilidad radica en su corta experiencia, sin embargo tienen tablas y sólo falta que sepan explotarlas a nivel internacional. En Estados Unidos son gigantescos.

Si pasan al olvido, ¿cómo los recordaremos?
Como una banda de emo-rock-punk más. Como todas. Tampoco tienen un himno, o una rola que rompa esquemas y todo el mundo quiera escuchar. No los recordaremos.