Su familia, su novia y a su manera

Especial

¿Asesino?

Conforme pasó el tiempo, la relación entre Nancy y Sid se volvió más extrema y al mismo tiempo que su abuso de drogas aumentó, Vicious comenzó a golpear a Nancy. Las cosas llegaron a su clímax el 12 de octubre de 1978, cuando la pareja se encontraba hospedada en el Chelsea Hotel de Nueva York. Ese día en las primeras horas de la mañana, una llamada notificó a la administración del hotel que alguien había sido lastimado en el cuarto de Sid & Nancy, el hotel llamó a las autoridades y encontraron a Nancy en el baño muerta a causa de una puñalada en el pecho.

Vicious fue encontrado en los pasillos del hotel balbuceando y dando opiniones contradictorias sobre si la había matado o no, cosa que repetiría con la policía más tarde. Hasta la fecha no se sabe la verdad sobre la muerte de Nancy, algunos dicen que fue asesinada por Sid y otros mencionan que el asesino fue un tercer hombre que entregó drogas en el hotel esa noche. Antes de que pudiera ser juzgado, Vicious murió de una sobredosis de heroína.

 

El "cariño" de su madre

Una buena madre es aquella que cuida sus hijos y hace lo mejor por ellos, pero Anne Ritchie, la mamá de Sid, llevó su rol de madre a un nuevo extremo. Anne desde joven era adicta a varias substancias entre ellas la mariguana y la heroína. Abandonada por un esposo y viuda del segundo, Ritchie se vio obligada a hacer lo que fuera por mantener a su hijo, por lo que se rumora que mientras vivía en Ibiza con Sid se dedicaba al narco menudeo, y al regresar a Inglaterra años después, se involucró en el tráfico de drogas como la heroína. Cuando su hijo fue encarcelado por el asesinato de Nancy, la señora Ritchie escondió heroína en su vagina para poder meterla a prisión y dársela a su hijo.

Más tarde, cuando Sid fue liberado de prisión, su madre le mandó más heroína, la cual llevaría a la muerte del bajista. Según la película, Final 24, uno de los primeros policías en llegar al cadáver de Vicious aseguró que la muerte había sido un asesinato cometido por su madre. En la misma película una entrevista con una persona, que estuvo presente en los últimos momentos de la vida de Ritchie, menciona que la madre del bajista confesó haberle inyectado heroína a su hijo para matarlo y que no tuviera que sufrir en prisión.

 

Su versión de "My Way"

Vicious siempre será parte de la cultura popular y probablemente el ícono más relevante de la cultura punk y del "Live Fast, Die Young". Fuera de su trabajo en los Sex Pistols, sus controversias y abusos, Vicious siempre quedará en la historia por su icónico cover a "My Way" de Paul Anka, dónde demuestra una rebeldía, honestidad y agresividad que pocas veces se ha visto en un rockero.