Sonidos Astroespaciales

Crítica: Le Disc de Astrou

Daniel Hanselmann / Myspace

A pesar de que aparecieron en el mapa chilango hace varios meses, escucharemos más de Astro en los próximos días. La razón: la edición nacional del material que los trajo al Vive Latino sale a la venta en estos días mediante el sello Terrícolas Imbéciles.

Lo primero que viene a la mente cuando suenan los primeros acordes del EP de esta banda chilena es la comparación burda con una banda de cuatro letras que ha logrado consolidarse como una de las propuestas americanas con mejor recibimento en nuestro país. “Sí, sí, suenan bien, pero MGMT lo hizo en 2007”, dicen los escépticos con la ceja levantada. El timbre de las voces, la propuesta sónica basada en sintetizadores y el look de sus integrantes apunta a que estos músicos son un craso plagio de lo que Ben Goldwasser y Andrew VanWyngarden hacen a escala global.

Y en el mundo de los trends, la fría traición de iTunes al concepto del disco, es muy fácil confunidr lo que viene a embelezar a la ignorante masa y lo que genuinamente tiene mérito propio. En playlist que cualquier hipster puede tener en su iPod, escuchar “Maestro Distorsión” junto a “Time To Pretend” y después algún tema de Passion Pit o Phoenix, resulta justo y lógico. Astro demuestra con su EP que tiene más que ofrecer que un hit single.

A través de Le Disc de Astrou, encontramos referencias al big beat de Manchester, a las digresiones oníricas de los Flaming Lips y una herencia irreparable de la brillante escena chilena que de unos años para acá ha llenado nuestros reproductores de buenos tracks. La edición nacional del álbum contiene las seis pistas originales y tres remezclas a los tracks previamente entregados (Jacinto DiYeah!, She’s a Tease y Bonnz de Hello Seahorse! fueron los encomendados para la misión).

Destacan “Hongo Atomic”, una oda a las cualidades psicotrópicas del reino fungi, o en palabras de la banda «una foto de varios amigos tomando hongos alucinógenos. Hace la comparación a que la dosis es tan fuerte que es como una bomba atómica (sic)». “Mono Tropical” utiliza los sintetizadores estilo Kraftwerk para insertar letras poco lógicas sobre la experiencia de los mayas y los frutos encontrados en el sureste mexicano. La mentada “Maestro Distorsión” les abrió un espacio en la apretada agenda de la radio chilanga, para insertar las forzadas rimas de “parafina” y “benzina”.

Le Disc de Astrou es material de disfrute, sin himnos -todavía- para la generación post-MySpace, en donde el ritmo de sencillos de moda va más rápido que la cantidad de desfachateces que se pueden decir en 140 caracteres.

[player:url=http://www.chilango.com/media/musica/maestrodistorsion.mp3&credito=Astro&titulo=Maestro Distorsion]

Baja la rola (click derecho, guardar vínculo como…)

Síguelos en Twitter
Myspace