Simple Plan regresa al DF

La banda nos platicó de su concierto

Especial

Actualmente se encuentran promocionando “Get your heart on”. ¿Cómo fue la creación de éste?

Estamos muy orgullosos de él, y trabajamos mucho. Estuvimos como un año y medio haciéndolo, y nos preocupamos mucho por que quedara exactamente como lo queríamos.  Teníamos como setenta canciones de las que teníamos que escoger once, así que fue mucho trabajo. También fue un regreso a nuestras raíces, ya que volvimos a la energía y al aspecto divertido de No pads, no helmets… just balls, pero al mismo tiempo tiene un nuevo sabor, un nuevo sonido que no habíamos probado antes, como en Summer Paradise, por ejemplo. Creo que es el mejor álbum que hemos hecho hasta la fecha. 

¿Cuáles fueron sus influencias principales para este álbum?

En cuanto a las letras, nuestra principal influencia siempre es la vida misma, lo que nos pasa, o lo que pasa a nuestro alrededor, las situaciones que enfrentamos tanto nosotros como nuestros amigos. Algunas canciones pueden salir de libros que leemos o películas que nos mueven. Cualquier cosa puede inspirar una canción, mientras te provoque un sentimiento o te inspire. En términos de la música, creo que todo. A veces escuchamos la música que nos gustaba cuando éramos chicos, como Blink 182, Offspring, o lo que sea, y luego regresamos a lo que está pasando ahora. Incluso escuchamos bandas y artistas que no suenan para nada como nosotros, pero nos inspiran. Nos gusta mucho Coldplay, por ejemplo. Y aunque no tocamos lo mismo que ellos, hacen cosas que nos resultan inspiradoras. La música de décadas anteriores también nos gusta mucho. Somos de la idea de que ya todo fue hecho, sólo hay que reinventarlo. 

Trabajaron con varios artistas como Natasha Bedingfield y Rivers Cuomo. ¿Con qué otros músicos les gustaría colaborar?

Hay mucha gente talentosa en el medio, que es difícil escoger. Estaría increíble trabajar con Pink, por ejemplo. Tiene una voz increíble y muchísima actitud. Creo que sería una gran opción. Nos gusta el hip hop, así que también podría ser con Kanye West. Incluso de  tiempos anteriores, hay varios músicos con los que nos encantaría trabajar. Sería un sueño hecho realidad.

¿Cómo han crecido como músicos desde No pads no helmets… hasta ahora?

Llevamos doce años tocando juntos casi cada noche, así que eso nos ha hecho tener más confianza, y se refleja en nuestras grabaciones. En vivo también se nota porque sonamos mejor, hemos logrado tener una fuerte conexión que nos ha hecho sentir mejor como banda. Estamos cómodos juntos. Como compositores, a lo largo de los años nos hemos enfrentado a más situaciones, y eso nos ha dado más inspiración para componer, más historias, y por ende más canciones. Mientras más vives más canciones tienes, y adquieres una perspectiva diferente. Y, mientras más haces algo, mejor te vuelves. Así que creemos que definitivamente este ha sido nuestro mejor álbum. Estamos muy orgullosos. 

En unos días se van a presentar en el DF. ¿Qué podemos esperar de este show?

Estamos muy emocionados, no habíamos estado en México desde nuestro disco anterior. Para nosotros es increíble ir a un lugar con fans tan apasionados, que realmente disfrutan las canciones. Cada vez que vamos recibimos mucho amor de la gente, así que ya queremos ir y darles un show increíble. Estamos muy felices de regresar, y lo que pueden esperar es que toquemos el disco nuevo entero, y algunas canciones de los anteriores. Queremos que la gente se vaya del show habiendo pasado un buen rato, que lo disfruten igual que nosotros. No venimos tan seguido como nos gustaría, así que queremos hacer un buen trabajo.

Algo que me ha llamado la atención de sus shows, es que la gente sale maravillada. Incluso he escuchado de gente que inicialmente iba a verlos sólo por acompañar a alguien más, y salieron siendo fans. ¿Cuál creen que sea el secreto para dar un buen concierto?

En primer lugar, creo que la banda debe disfrutar tocar en vivo, disfrutar tocar sus canciones. Afortunadamente nosotros, a pesar de llevar tanto tiempo en esto, seguimos disfrutando salir al escenario y tocar nuestras canciones, y demostrarle a la gente cuál es nuestra onda. Otra de las claves es la reacción de los fans. Subimos y tocamos nuestras canciones, pero la reacción del público es lo que nos hace emocionarnos, tocar mejor, así que esa es la clave: un buen público. 

Muchos músicos tienen pequeños rituales, rezos, o cosas similares que hacen justo antes de salir al escenario. ¿Qué hay de eso en Simple Plan?

Es muy simple. No hay nada loco para nosotros antes de subir al escenario. Nos preparamos, nos ponemos “en la zona” y nos concentramos en el show. Luego nos juntamos y nos deseamos un buen show. Eso se ha convertido en una tradición. Nada de rezos ni cosas raras.

Ya han estado antes en México. ¿Qué es lo que más les gusta del país?

La comida mexicana es la mejor comida del mundo. Es buenísima. No nos gusta tanto la versión americana, sino la auténtica. Así que no podemos esperar a ir y comer. Nos encanta, es increíble. En cuanto a lugares, nos llevaron a un templo muy bonito en las afueras de la ciudad, nos gustó mucho. Tenemos amigos de la disquera en la ciudad, y cuando vamos nos llevan a buenos restaurantes, conocimos el centro, que se nos hizo increíble. La ciudad es un buen lugar para vivir, la gente es muy buena onda… nos gusta mucho.