Sábado

Black Lips

Hemos tenido varias oportunidades dever a los Black Lips en el DF, pero nunca ante un público tan grandecomo el de Lollapalooza y fue una grata sorpresa ver que recibieronuna gran respuesta. El caos, moshing y todo el desmadre que hemosvisto de este grupo en lugares más pequeños se repitió aquí engran escala. A pesar de eso, el grupo se vio mucho más conservadorque en otras ocasiones donde han llevado sus presentaciones a sersólo para mayores de 18 años.

 

Death From Above 1979

3529-http://www.youtube.com/watch?v=ky6BXLB26w4

Por alguna extraña razón, para elsegundo día del festival ya se empezaban a formar charcos de agua ylodo en ciertas secciones del parque. La presentación de los reciénreunidos Death From Above 1979, fue la primera en la que vimos agente salir de hasta adelante completamente cubierta de lodo. Esto sedebió a que justo hasta adelante, donde había un gran charco delodo, se armó el mayor mosh pit del festival mientrasSebastian Grainger y Jesse F. Keeler tocaban lo más rápido y fuerteque podían.

Ver a Keeler tocando el bajo era todo un espectáculo yobservar cómo lograba ese característico sonido es algo único. Porsu parte, Grainger también le hacía de comediante entre canciones yno era nada malo, hasta logró sacarle un par de carcajeadas a laaudiencia. Entre sus chistes el baterista comentó sobre las personasal lado del escenario y cómo le recordaba al video de"Thunderstruck" de AC/DC y posteriormente covereó un pequeñofragmento de la canción.

 

Patrick Stump

En estos festivales es muy raro verretrasos y todavía más raro si tienes 45 min para tocar, a pesar deesto el ex-vocalista de Fall out Boy subió al escenario quinceminutos tarde y la verdad hubieramos deseado que no subiera. Deentrada estaba usando un traje que era una especie de smoking, peroel saco era una capa con otros detalles chuscos. Parecía una cruzaentre un disfraz de Andy Warhol y algo que salió del closet de LadyGaga. Desafortunadamente la presentación fue como el vestuario.Demasiado exagerado y ridículo. Stump dejó atrás sus días derock-popero y ahora quiere sonar como una cantante de R&Bcontemporáneo y alternativo, el problema es que el resultado es uncaos que sólo se medio salva porque Stump tiene una buena voz. Talvez si no tratara de hacer todo tan "alternativo" le funcionaríamejor.

 

Ellie Goulding

Esta cantante inglesa ha hecho ruido enlos últimos meses por su disco debut, con el cual ya la han nombradola siguiente promesa del pop indie inglés, pero lo que vimos en elfestival no era una promesa, era un hecho. La muy, pero muy guapacantante atrajo a un gigantesco público a uno de los escenarios máspequeños del festival. No resaltó por ser la más espectacular,llegó, tocó y sonó bien. No le vendría mal trabajar un poco enlos shows para que fueran más interactivos con la audiencia.

 

Cee Lo Green

El ganador al peor acto del festival esel mismo que ganó, la que según nosotros, fue la mejor canción del2010. ¿Por dónde empezar? ¿Fue su comportamiento de diva? ¿Fue suDJ que ponía pedazos de clásicos del rock entre canciones? ¿Fueque Cee Lo ni siquiera pudiera cantar una canción completa? Lapresentación fue un desastre por donde la vieran y el públicoreaccionó ignorando o abucheando al robusto cantante, por lo queterminó diez minutos antes. Se salvaron "Crazy" de GnarlsBarkley, la cual fue remixeada con "Natural Blues" de Moby (loúnico bueno que hizo la DJ) y "Fuck You" que terminó pareciendomás una mentada para el mismo Cee Lo que otra cosa.

 

Lykke Li

3530-http://www.youtube.com/watch?v=dbwFmAVa2Zg

A veces todo se materializa para ungran concierto, este fue el caso del set de Lykke Li. Un escenariorodeado de árboles donde se podía oler la humedad mientras el solse ponía. Era la atmósfera perfecta para los tambores tribales deLi y su música inspirada en la naturaleza. Como una banshee, o unespíritu lamentándose en el bosque, Li embrujó a la audiencia delfestival con su voz y las melodías descorazonadas de las cancionesde su disco Wounded Rhymes. Pero la mejor parte del set de Li fue contemas más movidos como "Dance, Dance, Dance" "Youth Knows No Pain" y laencargada de cerrar, "Get Some". Li también covereó "SilentShout" de The Knife y "Power" de Kanye West lo cual impresionóal público.

 

My Morning Jacket

De los seis headliners del festival, elque tuvo el público menos numeroso fue My Morning Jacket, a pesar deeso, el grupo ofreció uno de los mejores set del mismo. Épicascanciones de diez minutos, improvisación y una excelente respuestadel público lograron que la presentación de la banda liderada porJim James fuera un éxito. A la mitad de su set, James aprovechópara hablar sobre Lollapalooza, sobre cómo él había ido a laprimera edición y cómo se sentía muy agradecido de estar ahí 20años después encabezando el festival. Una presentación que no sólofue emotiva para la audiencia sino también para la banda.

 

Eminem

Probablemente el público más numerosodel festival estuvo entre Eminem y Foo Fighters pero es un hecho queel hiphopero de Detroit atrae a las masas y que estas lo aman. El showde Eminem está planeado hasta el último detalle, desde el momentoridículo donde al darle un trago a una botella de vodka, éste seempieza a salir por su pecho como si lo hubieran baleado, hasta lascompetencias entre hombres y mujeres para ver quién gritaba más,las cuales le funcionaron muy bien. Esa planeación, igual que conMuse, sirvió para que Slim Shady se ganara a sus miles de fans, perotiene otras desventajas, entre ellas una constante pista que seescuchaba por si al rapero se le iban las palabras.

El otro granproblema de su presentación fue que por incluir el mayor número decanciones posibles muchas son recortadas o mezcladas entre sí, locual le quita chiste sobre todo en el hip hop donde los versos pesanmás que el coro. A pesar de no ser lo más estelar del festival,Eminem estuvo decente y sobre todo le cumplió a sus fans.