Corona Stage

Torreblanca

Por: María Fernanda López

Sin duda fue una de las presentaciones nacionales más esperadas. Esta banda, liderada por Juan Manuel Torreblanca, logró atrapar a su público desde el segundo en que subieron al escenario. Tocaron canciones tanto de su EP Defensa, como de Bella Época, empezando por “Las Horas”, que fue una de las favoritas de la gente. Uno de los momentos que más nos gustó, fue cuando Andrea Balency interpretó “Hueco”, donde nos sorprendió con su habilidad vocal. El escenario estuvo muy animado a lo largo del show, sin dejar caer el ánimo ni un segundo.

Ximena Sariñana

39459Ximena Sariñana
Ximena Sariñana (Lulú Urdapilleta)

Por: María Fernanda López

Muy puntual, salió Ximena Sariñana con su banda, en la que se encuentra su hermano menor, Sebastián. La cantante se mostró muy emocionada de estar ahí, y platicó que nunca había tocado para tanta gente. Comenzó con varias canciones de su nueva producción homónima. Para su cuarta canción, invitó a Natalia Lafourcade, productora del álbum, a cantar a dueto “Normal”. Definitivamente fue el mejor momento del show. Ambas cantantes demostraron al público sus habilidades musicales, dejando claro por qué son de las favoritas de la industria mexicana. Ximena se despidió con “Different”, el primer sencillo de su último disco, que despertó las ganas de bailar en muchos de los espectadores.

Austin TV

Por: María Fernanda López

Tan pronto acabó de tocar Sariñana, el escenario Corona se vio invadido por una enorme ola de gente ansiosa por ver a Austin TV. Hasta ese momento, había sido la banda que más logró llenar el espacio. Y al poco tiempo de haber empezado el show, nos quedó clara la razón: en los shows de Austin, la banda no sólo toca su música, sino que se entregan completamente al público, logrando una vibra única. Más que recrear sonidos, crean estados mentales, lo cual se notó en la euforia de la gente.

Con una energía impresionante, la banda tocó canciones de su última producción: Los caballeros del albedrío, que es mucho más agresivo y maduro que su trabajo anterior.

En el público vimos toda clase de reacciones, desde gente inmóvil, disfrutando del show, hasta gente sumergida en la música, bailando sola, con los ojos cerrados. Todos se dejaron llevar por la energía de Austin TV. Definitivamente fue una de las mejores presentaciones que se vieron en el escenario Corona.

Mogwai

39461Mogwai
Mogwai (Lulú Urdapilleta)

Por: María Fernanda López

Estos escoceses que siguieron a Austin TV en el escenario Corona, fueron muy bien recibidos por el público. A pesar de que su música no es fácil de escuchar para algunas personas, lograron poner muy buen ambiente. Sobresalieron temas como “Mogwai Fear Satan”, y “Mexican Grand Prix”. La banda agradeció al público varias veces entre canciones, lo que contribuyó a aumentar la química entre músicos y fans. Fue un buen show, que nos hizo pasar por momentos melancólicos, eufóricos, y alegres. Sin embargo, muchos asistentes se quedaron con ganas de más.

Coheed and Cambria

Por: María Fernanda López

En el momento en que la banda salió, el público mostró muchísima emoción. La llegada de Coheed and Cambria al escenario Corona fue imponente, fuerte, casi rayando en lo agresivo. Su primera canción fue “The Running Free”, de No World for Tomorrow. Le siguieron canciones de In keeping secrets of silent Earth, y “Pearl of the Stars” la que, a pesar de ser muy buena, consideramos que era innecesaria, ya que la emoción de la gente dio un bajón muy fuerte, debido a la lentitud de la canción. Sin embargo, Claudio Sánchez y su banda lograron recuperarse con sus siguientes tres canciones: “A Favor House Atlantic”, “The Crowing”, y “Welcome Home”, en las que lograron recuperar la fuerza que caracterizó el inicio de su presentación.

En general fue un buen concierto, pero sentimos que pudo haber sido mucho mejor. Nos sorprendió la entrega de Michael Todd, el bajista (que recientemente fue arrestado por robo y posesión de narcóticos), pero no fue suficiente para hacernos salir completamente satisfechos del show.

The Strokes

Por: Luis Del Valle

The Strokes son probablemente la última gran banda de rock. Con esto nos referimos a que son la última banda que sigue el formato “tradicional” de las grandes bandas de rock y tiene éxito al hacerlo. Algo tiene este quinteto neoyorquino que nos remite a los Ramones y a los Stooges al mismo tiempo que se presentan ante 80,000 personas y salen victoriosos, tal y como pasó el sábado pasado en el Corona Capital.

El grupo empezó un poco tarde, probablemente para dar tiempo de que llegara la gente que estaba del otro lado del Autódromo viendo a Portishead, pero desde la primera canción lograron que el inmenso público saltara, bailara y cantara al ritmo de canciones como “New York City Cops” y “Heart in a Cage”. Después de todo un día de música y mucho caminar, The Strokes se convirtió en una verdadera fiesta, miles de personas festejando el gran día que habían vivido.

Dejaron una gran legado con su primer disco, y la banda lo sabe, por lo que la mayor parte de su set estuvo compuesto por canciones de Is This It. Claro que los sencillos de sus otros discos como “You Only Live Once” fueron muy bien recibidos. La presentación también sirvió para que el grupo nos demostrara cómo suena el Angles en vivo con canciones como “Machu Picchu” y la muy coreada “Under Cover of Darkness”. El combo de “Reptilia” y “12:51” hizo que las decenas de miles de personas que veían a la banda saltaran y gritaran sin control. Ninguna otra banda del festival había logrado una fiesta de estas proporciones.

Claro que, como en todo, tuvo sus problemas, principalmente Julian Casablancas que lleva su personaje de rockero carismático un poco más allá de limite y con el afán de ser gracioso, o de resaltar en su banda, terminaba olvidando la canción o saliéndose de la melodía. Si nos queremos ver superficiales, hasta visualmente, su look de trailero fracasado, desentonaba con la imagen que hizo famoso al grupo. El personaje funciona en canciones como la frenética “Take It or Leave It”, pero no en todos los aspectos del show.

El momento cumbre del festival llegó cuando Casablancas y compañía interpretaron “Last Nite”. La canción se convirtió en el himno no oficial del festival cuando casi todos los asistentes la corearon a todo pulmón. The Strokes dejaron el escenario y regresaron para interpretar “Under Control”, “Hard To Explaian” y “Take It or Leave It”. Tras la última canción desparecieron sin hacer mayor despedida o decir algo más.

Si bien Portishead fue el verdadero plato fuerte de la noche, The Strokes fueron un gran cierre para la segunda edición del Corona Capital y para un día lleno de buena música.

¿Qué les pareció el Corona Capital 2011?