Capital Stage

Yellow Yesterday

Por: Luis Del Valle

Las actividades en el Capital Stage, el segundo más grande del festival y el más alejado de todos, comenzaron con Yellow Yesterday. La banda oriunda del DF era una de las ‘nuevas’ propuestas presentadas en el festival y a pesar de que gran parte del público parecía no conocerlos terminaron disfrutando y aplaudiendo el corto set de la banda. Cabe destacar “Ven Vamos”, un cover en español de “Come On Let’s Go” de Richie Valens, con el cuál un gran porcentaje de la audiencia comenzó a bailar a pesar del intenso calor.

Ruido Rosa

Por: Luis Del Valle

El terreno donde se encontraba el Capital Stage poco a poco se iba llenando y para cuando Ruido Rosa tomó el escenario ya había varios miles de personas. La banda llegó directamente a interpretar temas de su primer disco los cuales ya han convertido a la agrupación en una de las nuevas bandas más comentadas y populares de la escena local. El grupo está compuesto por cuatro guapas mujeres, y sus integrantes lo saben, por lo que voluntaria o involuntariamente, logran usar esa buena imagen para hacer todo el concepto de Ruido Rosa mucho más atractivo. El nuevo tema “End Game” y “Miedo a Caer”, encargado de cerrar la presentación, fueron los que más prendieron al público.

Wild Beasts

Por: Luis Del Valle

La primera banda internacional del Capital Stage. Este cuarteto originario de Kendal, Inglaterra se ganó al público mexicano desde “The Devil’s Crayon”, una de las primeras canciones de su set que convirtió el terreno del Autódromo en una pista de baile. Conforme avanzaba el concierto, el grupo mencionó lo emocionados que se sentían de estar en México. También comentaron que el causante de que su música pudiera llegar a tantos lados eran los sencillos y acto seguido interpretaron “Reach a Bit Further su más reciente sencillo. La combinación entre la potente batería de Chris Talbot y la voz de Hayden Thorpe era el eje que hacía que la música de Wild Beasts funcionara tan bien en vivo. Para cerrar con broche de oro, el grupo interpretó “Hooting & Howling” de su aclamado álbum Two Dancers, ganándose así decenas de nuevos seguidores.

OMD

39457OMD
OMD (Lulú Urdapilleta)

Por: Luis Del Valle

La presencia de OMD en el cartel del Corona Capital sorprendió a muchos, después de todo era la única banda de todo el cartel que había lanzado su primer material en los ochenta. Por lo mismo era difícil saber qué esperar de estas leyendas del synthpop. En realidad fue uno de los mejores sets de todo el festival. Desde que arrancaron con “Enola Gay”, OMD mantuvo a todo su público gritando y coreando de principio a fin. El set estuvo compuesto principalmente por los éxitos de todo el catálogo de la banda, lo que logró que los fans from hell y los fans de ocasión lo disfrutaran muchísimo.

Andy McCluskey agradeció en repetidas ocasiones al público por el amoroso recibimiento en su primera visita a México. Éxitos como “Tesla Girls” y “Joan of Arc” hicieron que el público cayera rendido ante la banda de Inglaterra. Después de 45 minutos el grupo anunció que era momento de despedirse e interpretaron “Electricity” la cual desató una verdadera fiesta entre los presentes que no podían evitar bailar al ritmo de los sintetizadores. Se notaba que una buena parte del público llevaba más de veinte años esperando a OMD y eso logró que la presentación fuera todo un éxito.

Santigold

Por: Luis Del Valle

Poco después de las 17:30, Santigold subió al Capital Stage e inmediatamente arrancó el baile entre la audiencia con “GO!” uno de los temas que aparecerán en su nuevo disco. Al terminar la canción y sin que el público tuviera chance de respirar, Santigold interpretó “L.E.S. Artistes” desatando gritos y aplausos por parte del público. Algo quedaba claro, Santigold había llegado y lo único que quería era hacer la fiesta más grande del festival. “Say Aha” sirvió para que la cantante invitara a su público a corear “Ahaaaaaaaaa, ahaaaaa” a todo volumen, cosa que la audiencia hizo sin titubear. Algo resaltable en la presentación de la intérprete fueron las coreografías que ella y sus dos impresionantes bailarinas realizaron a lo largo del set. Los movimientos de las bailarinas dejaron a más de uno con la boca abierta.

Para “Creator”, Santigold decidió que era buena idea extender su compañía de baile por lo que invitó a varios de sus fans a que subieran al escenario a bailar a su lado. Después de esta canción, Santigold se cambió de vestuario y regresó para interpretar “Hold the Line” de Major Lazer mientras una botarga de caballo se paseaba por el escenario (una de muchas piezas de utilería usadas por la cantante y su staff). El combo de “Brooklyn Go Hard” y “Shove It” logró que la audiencia sacara a su hiphopero interno y se mecieran en su lugar al ritmo del poderoso bajo de la canción. Nuevas canciones, viejas canciones y algunas de sus colaboraciones, a lo largo de cincuenta minutos Santigold fue la maestra de ceremonias en la mejor fiesta que se vio en el Capital Stage.

Editors

39458Editors
Editors (Lulú Urdapilleta)

Por: Luis Del Valle

Una de las bandas más esperadas del festival, sobre todo para aquellos que no tuvieron la oportunidad de verlos en el concierto en El Plaza Condesa el día anterior. “Camera” fue la canción que dio inicio a la presentación del cuarteto inglés, inmediatamente recibiendo gritos y aplausos de la numerosa audiencia. Fue hasta este momento donde verdaderamente pudimos ver lo atascado que estaba el festival, miles y miles de personas observaban a Editors y el número de espectadores parecía crecer minuto a minuto.

Éxito tras éxito, el grupo interpretó canciones de todo su catalogo dejando particularmente emocionada a la masiva audiencia. Uno de los momentos más emotivos de todo el festival llegó cuando Tom Smith, líder de la banda, interpretó “No Sound But the Wind” solamente acompañado de un piano. Al mismo tiempo el sol se ocultaba lo cual creó un momento que hizo que más de uno soltara una lágrima o dos. Para este punto la temperatura ya había bajado considerablemente pero esto no evitó que los seguidores del grupo saltaran y corearan canciones como “All Sparks” y “Munich”.

Después de casi una hora, Editors anunció que la siguiente sería la última canción de la noche y sin más que agregar interpretaron “Papillon” recibiendo una gran respuesta de los miles de fans. El grupo sonó muy bien, pero definitivamente lo que hizo de esta presentación algo memorable fue la entrega y devoción de la audiencia que presenció el show.

Portishead

Por: Luis Del Valle

El momento más esperado del festival, del año y hasta de la vida para algunos. Portishead finalmente estaba en México, aquella banda legendaria finalmente estaba sobre un escenario mexicano. Abrieron con “Silence” de su disco Third y desde ese momento tuvieron a la audiencia a sus pies. Canción tras canción, el grupo de Bristol asombraba a los presentes con su perfecta interpretación y sus imponentes visuales. Sonó “Mysterons”, primera canción en la noche del Dummy, y el público se volvió loco, no podían evitar moverse al ritmo de lo scratcheos de Geoff Barrow mientras eran embrujados por la voz de Beth Gibbons. Todo el espectáculo era verdaderamente hipnotizante. Una banda como pocas, una de esas que no necesitan mayor espectáculo para asombrar, dejan que su propia música hable por ellos.

Llegó “The Rip” y se pudo escuchar un suspiro colectivo mientras Gibbons cantaba nostálgicamente, la audiencia estaba completamente conmovida. “Sour Times” se convirtió en uno de los temas más coreados de todo el festival mientras los miles de asistentes cantaban “Cause nobody loves meee” a la par de Gibbons. En “Wandering Star” el trío interpretó una versión minimalista de la canción donde la cantante liberó todo el potencial de su voz, improvisando, cambiando y dejando al público boquiabierto, como una fuerza incomparable. Uno de, si no es que el más, momento más emotivo del festival.

Siguió “Machine Gun” cuyos beats pesados estremecieron al público, sacándonos en un instante del momento emotivo creado por la canción anterior. La presentación llegó a su punto culminante cuando Portishead interpretó “Glory Box”, si tuviéramos que elegir el mejor momento de todo el festival sería éste. La audiencia coreando a todo volumen cada una de las palabras de la canción, mientras eran seducidos por la voz de Gibbons; y qué decir de Adrian Utley y Barrow demostrando ser verdaderos maestros de su arte. Para el momento en que la canción alcanzó su icónico clímax la mayor parte del público sabía que esta sería una noche que nunca olvidaría, y por la sonrisa en la cara de los integrantes de Portishead podríamos decir que también lo fue para ellos.

Con voz entrecortada, Gibbons se limitaba a agradecer al público con tres o cuatro palabras, pero se notaba que estaba emocionada por la respuesta de la audiencia mexicana. La banda interpretó “Chase the Tear”, “Cowboys” y “Threads” antes de despedirse de México. En cuestión de segundos el público comenzó a corear “Portishead, Portishead”.

Después de unos minutos regresaron para interpretar “Roads”, creando otro momento sumamente nostálgico para los miles de fans que observaban con detalle la presentación de Portishead. Para terminar, el grupo interpretó “We Carry On” de su disco Third, aquí cerca del final de la canción Gibbons contemplaba con detenimiento al público e impulsivamente, dejó el micrófono, bajó la escaleras del escenario y corrió a acercarse a sus fans para darles la mano y abrazarlos mientras sus compañeros de banda continuaban con el final instrumental de la canción. Después de recorrer toda la primera fila, Gibbons regresó al escenario y nuevamente con voz entre cortada y claramente conmovida agradeció a México.

Valieron la pena todos esos años de espera, el debut de Portishead en México fue algo que ni la banda, ni el público olvidaremos.