Bizco Club y Corona Light

Bizco Club Stage


Javiera Mena

Por: Mael Vallejo

La chilena, con su pop electrónico, puso a bailar al público. Aunque no había muchos espectadores, quienes estaban conocían las canciones y bailaban con ella. Lo mejor, cuando tocó “Sol de Invierno”, el single más conocido.

Wavves

Por: Mael Vallejo

Como estar en una playa con una cerveza en la mano. El surf con riffs de happy punk puso a la banda a brincar y se formó un pequeño círculo de mosh/slam como en los viejos tiempos de los festivales en México. Buena ejecución aunque el sonido nunca logró ser el adecuado.

Toy Selectah &#43 3Ball MTY

Por: Mael Vallejo

Una muestra de cómo la banda hipster también sabe mover la cadera y zapatearle. Los de Monterrey lograron que aquellos que esperaban ver a The Rapture comenzaran a bailar minutos antes. Su actuación comenzó apagadona, pero a base de ritmo de tambora y huaracha los DJ lograron arrancar muchas risas y bailes. El sonido era terrible y en cierto momento era casi imposible oírlos si se estaba alejado del escenario, pero los norteños consiguieron el objetivo: poner a bailar a los de gafas enormes y skinny jeans.

The Rapture

Por: María Fernanda López

Si hubo una presentación que lograra verdaderamente cautivar al público, tuvo que ser ésta. A pesar de que empezaron con problemas técnicos (al igual que varias bandas que se presentaron en este escenario), The Rapture cautivó al Bizco Club Stage de principio a fin. El lugar estaba lleno, con un ambiente impresionante, mucha gente bailando, y excelente actitud. Incluso los pocos que no conocían la la banda se la pasaron increíblemente bien.

En ningún momento el público dejó de bailar, gritar, y demostrar su euforia. Incluso, se rumora que varias personas que estaban en el escenario de Moby (que tocó al mismo tiempo), decidieron pasarse a ver a The Rapture. Era comprensible, claro, la gente se la estaba pasando tan bien, que era difícil no querer estar ahí.

Es difícil decir que canciones fueron las mejores, ya que en si, el concierto completo fue un gran logro: tener a tantas personas tan prendidas después de un día tan agitado no es nada fácil. Ellos lo lograron con un nivel de maestría impresionante: en ningún momento bajo ni un poco el nivel tan grande de euforia. Sin embargo, si tuviéramos que escoger, diríamos que “Get myself into it”, fue el momento mágico de la noche, aunque -obviamente- también resaltó “How deep is your love”. Nos atreveríamos a decir que The Rapture podría ser, fácil, lo mejor de la noche.

Corona Light Stage

39454Cansei de Ser Sexy
Cansei de Ser Sexy (Lulú Urdapilleta)

Madame Recamier

Por: María Fernanda López

Madame Recamier fue la encargada de abrir el escenario Corona Light. Con un coqueto atuendo, salió a cantar “Pam pam pam”. A pesar de que estaba teniendo una buena respuesta del público, sólo hasta su colaboración con Vicente Gayo y Agrupación Cariño en “Oridnary Boy”, logró prender completamente a la gente. Mantuvo ese nivel con su siguiente canción que fue un cover en español de “Fuck You” de Lily Allen. Para terminar, interpretó “Luz verde”, que aunque sí gustó, no logró mantener el mood alegre y divertido del público.

The Antlers

Por: María Fernanda López

A pesar de que fue una buena presentación, tuvo la desventaja de ser una de las más planas del evento. Los neoyorquinos comenzaron con “Parentheses”, que fue una de las únicas que lograron que hacer que su gran cantidad de seguidores se olvidara del calor que se sentía en el Autódromo. Su presentación iba muy “al grano”, sin contratiempos ni sorpresas, logrando una vibra tranquila, aumentada por el cansancio de la audiencia. También resaltaron “No Widows” y “Don’t Want Love”. Sobresalió el intento de Peter Silberman por hablar español, cosa que le hizo ganarse la simpatía de mucha gente.

Cansei de Ser Sexy

Por: Mael Vallejo

Como siempre que tocan, un gran show. Todo el grupo incitaba a los fans a bailar, a cantar. En un español mal pronunciado pero entendible, la vocalista del grupo brasileño, Lovefoxxx prendió a la gente que, de pronto, dejó de ver a Mogwai para acercarse al escenario donde estaban los CSS. Con actitud rockera (como siempre en sus actuaciones) Lovefoxxx, cuyo verdadero nombre es Luísa Hanae, se aventó al público, los saludó, brindó con ellos y repitió en varias ocasiones cuánto quería a México. El público, por supuesto, se le entregó con bailes, gritos y palmas arriba.