Ray Manzarek y la era dorada de tecladistas

Un repaso por los virtuosos de este instrumento

Getty Images
El legendario tecladista y cofundador de una de las legendarias bandas del rock de los sesenta, Ray Manzarek, falleció esta mañana  tras perder la lucha contra el cáncer hepático que padecía desde hace algunos años.
 
El anuncio fue hecho a través de la cuenta oficial en Facebook de The Doors, donde se precisa que el músico murió en la clínica RoMed en Rosenheim, Alemania.
 
Manzarek se unió a Robbie Krieger, John Densmore y Jim Morrison para formar The Doors; como la banda careció siempre de un bajista, el talentoso tecladista emulaba el sonido con su Fender Rhodes Piano o su Gibson G-101.
 
Manzarek perteneció a una era dorada de tecladistas en los años sesenta y setenta:
 
Keith Emerson (ELP): Músico, compositor y escritor, Emerson puso en la órbita musical a Emerson, Lake & Palmer con la psicodelia y ritmos progresivos que envolvían sus teclados Hammond C-3 y L100. Tuvo un prolífica carrera también como solista al manufacturar casi una veintena de discos y colaborar con otras bandas como ‘The Nice’. 
 
 
Rick Wakeman (Yes): Tecladista británico que formó parte de la mítica banda de Progresivo Yes; Wakeman estudió piano, clarinete, pero fuerte estuvo en el teclado y el sintetizador. Los modelos  Hammond y Minimoog eran sus predilectos, aunque también optó en algunas ocasiones por el Mellotron. Ha tocado con leyendas de la talla de Elton John, Lou Reed,David Bowie, Cat Stevens T. Rex, Black Sabbath, T-Rex entre otros.
 
Jon Lord (Deep Purple): Nacido en Leicester, Inglaterra, Lord fue parte de Deep Purple e hizo un sonido único en su teclado Hammond al crear sonidos barrocos combinados con rock. También fue parte de la agrupación Whitesnake, Paice Ashton Lord, The Artwoods, entre otros.
 
Billy Preston: Amante del Rhythm and Blues, Funk y el Soul, Preston fue un multiinstrumentista que se codeó con los mejores músicos de los 60. Gracias a su habilidad para tocar el Hammond B3, Baldwin Piano y el Fender Rhodes, colaboró cercanamente con The Beatles para el álbum Let It Be, e incluso es considerado parte del ‘Fab Four’ en su última etapa.
 
 
Al Kooper (Blood Sweet & Tears): Alan Peter Kuperschmidt, mejor conocido como Al Kooper, es un talentoso productor, compositor e instrumentista; gracias a su dominio en el Hammond Organ, logró formar parte de Blood, Sweet & Tears, aunque sólo en el primer disco. Su talento lo ha llevado a grabar al lado de Mike Bloomfield, The Blues Project y Bob Dylan, además de grabar una decena de discos como solista.
 
Brian Eno: Artista visual, productor, compositor y cantante, Eno es uno de los mejores improvisadores en la historia de la música. Con gran pericia manejaba el Hammond Organ y el sintetizador, pero también fue capaz de dominar el Telharmonium, un raro instrumento de teclas desarrollado por Thaddeus Cahill que emitía ondas futuristas y espaciales. Ha colaborado con Roxy Music, Robert Fripp, David Bowie, Coldplay, Talking Heads, U2, David Byrne entre otros.
 
Richard Wright (Pink Floyd): Nacido en Hatch End, Middlesex, Wright poseía la capacidad de crear texturas y ambientes psicodélicos que fueron sello característico de Pink Floyd en los 60, debido a su magistral manejo con el Farfisa Compact Duo y el Hammond Organ.  El tecladista también colaboró en grabaciones con David Gilmour y Syd Barret, e incluso elaboró un proyecto con Dave Harris llamado Identity.
 
 
Otros notables tecladistas en la historia de la música ha sido Ian Underwood (The Mothers Of Invention), Gregg Allman (Allman Brothers Band), Tony Hymas (Jeff Beck), Nicky Hopkins (Rolling Stones, Jeff Beck), Gregg Rolie (Santana, Journey), Don Airey (Rainbow, Ozzy, Deep Purple), Garth Hudson (The Band), David Sancious (Springsteen, Santana, Sting), Ian Mclagan (Rolling Stones, Faces), George Duke (Frank Zappa/Solo), Allan Zavod (Frank Zappa), Steve Nieve (Elvis Costello), Max Middleton (Jeff Beck) y Billy Powell (Lynyrd Skynyrd).