¡Quiero Monterrey!

De 'El techo es el suelo' a El Lunario

Cortesía

Siete años han pasado desde que escuchamos por primera vez aquel “Go, tiger!” que, en voz de Priscila González, presentaba a Quiero Club ante los oídos de quienes descubríamos una nueva oleada regia. La segunda, después de la iniciada por Plastilina Mosh, Kinky, Control Machete, etc.

En aquel entonces, cinco muy jóvenes músicos experimentaban con el electrónico y lo indie. En 2013, con tres producciones a cuestas y un elemento menos, se las saben de todas en cuanto a producción, composición, letras, historias y convivencia entre ellos. 

De eso nos hablaron Boscop y Marcela, cuando nos contaron sobre su disco “El Techo es el Suelo”, que lanzaron en febrero pasado y que, en palabras de Priscila, repetidas por Marce: “es como un viaje dentro de nosotros mismos”.

El techo es el suelo refleja todo lo que la banda experimentó en los últimos años, cuando se mudaron de Monterrey a la colonia Narvarte del DF, los cinco que eran, juntos. Con poco más de dos años viviendo acá, han trabajado año y medio en el álbum.

Si fueron cinco los integrantes que se mudaron al DF, ¿por qué en la foto principal de la página web no está el Catsup? Boscop nos aclaró el rumor que corrió a finales del año pasado y que resultó cierto: Gustavo Mauricio dejó la banda, tras casi 10 años de haber ofrecido su primera tocada masiva en el Vive Latino 2004.

Gustavo, quien inició la banda con Priscila, decidió salirse justo antes de terminar la producción del disco. Tras vivir juntos desde finales del 2010, haber terminado la composición, edición y los arreglos de El techo es el suelo, el Catsup tomó la decisión de emigrar: “Se nos hizo un buen momento para revalorar las prioridades de los cuatro. Afortunadamente coincidimos en que Quiero Club puede ser una forma de vida creativa muy importante para nosotros como amigos, grupo y empresa”.

Tras siete tocadas, los Quiero Club lo tienen todo bajo control: “Más allá de que la salida de un integrante nos haya debilitado, decidimos darle valor a ese trabajo de años que llevamos. Terminamos resolviéndolo en el escenario, aunque tenemos más tareas y espacio qué cubrir”.

Marcela toca partes en teclado, Priscila en guitarras y Fara hace voces. 

Este sábado 27 de abril será la presentación oficial del disco, un show en el que tocarán cerca de dos horas, y que será “como si fuera nuestro cumpleaños”.

Los Quiero Club harán un recorrido por su discografía, tocarán cerca de 23 canciones, todo El techo es el suelo, temas antiguos, remixes y tendrán músicos invitados “que fortalecerán el show escénica, musical y visualmente”: Ernesto García, coproductor de la banda en “Días perfectos”, y Luis Reyes, quienes estarán sobre el escenario disfrazados como calacas. Y es que, como Marcela dijo: “Entre más gente haya en el escenario, mejor”.

Los recuerdas por: No coke, del disco WOF.

Sus lugares favoritos: El restaurante Pescaditos, El Felix, Belmondo, Parnita, Patrick Miller, Rhodesia, Caradura.

Comida favorita: Carne asada en casa de algún amigo.

Transporte favorito: Público (metro) y Ecobici.

Lo que les gusta de vivir en el DF: La diversidad.

Sencillo favorito de El techo es el suelo: No hay nadie.

http://www.youtube.com/watch?v=gT0E4QcEkIE

Su ritual para antes de salir al escenario: “Vamos al baño (risas). Nos quedamos solos en el camerino justo antes de salir, nos concentramos, respiramos hondo y salimos”.

El disco quedó terminado antes de finalizar el 2012, pero la banda decidió que fuese una novedad del 2013. 

Wof representa: Una explosión, “cuando nos juntamos, nos conocimos y descubrimos que había magia”.

Nueva América es: una exploración: “un disco en el que íbamos como agarraditos de la mano, a ver qué había afuera”.