Productor, director, escritor y actor

Clasos

Él es el sujeto del cabello enmarañado, de ojos penetrantes como si hubiera sobrevivido a una invasión zombie; el del talento sobrenatural que ha redefinido el rock de este milenio. Dejó atrás los colores blanco y rojo (inocencia e ira), los matices con rojo y negro (ira y muerte) para convertirse en un ser de miles de sombras de negro.

Él se ha convertido en un ícono por sus propios medios, como en algún momento figuras generacionales como Kurt Cobain, Jim Morrison o Thom Yorke

Jack White ya no sólo es el baterista y cerebro detrás de The Dead Weather, tampoco la fuerza melódica de The Raconteurs, o el vocalista de The White Stripes. Él se ha convertido en un ícono por sus propios medios, como en algún momento figuras generacionales como Kurt Cobain, Jim Morrison o Thom Yorke trascendieron sus propios medios. Lo que haga de ahora en adelante será visto con ojos distintos a sus colegas.

Esa es la razón por la que vemos los nombres de sus proyectos (sin importar antigüedad, nombre o género) con letras grandes en los carteles de festivales. Jack Anthony Gills se cuece aparte del resto de sus compañeros de banda, es un color diferente, una forma indescifrable y siempre fascinante.  

Cuando al malogrado director de culto Ed Wood le preguntaron lo que hacía, contestaba sin chistar: “soy productor, director, escritor y actor”. Toda proporción guardada, sólo él y Orson Welles podían jactarse durante esa época de ostentar tantos títulos importantes. Hoy, teniendo como precedentes a decenas de “hombres orquesta” como Trent Reznor o Beck, Jack White III (tiene una fascinación con el número 3) es el más vistoso y emocionante de nuestros tiempos. Compositor, productor, músico, frontman y hasta actor, siempre recibiremos sus proyectos con ojos animosos y oídos atentos.

A propósito del nuevo álbum de The Dead Weather, un tour de force titulado Sea of Cowards, presentamos los mejores momentos en la historia de Jack White en la música pop. Desde el proyecto bicromático que lo catapultó al estrellato hasta su titánica labor como productor, al poner nuevamente “de moda” los métodos analógicos. Material, hay de sobra. Dale siguiente y entérate por qué si no le haz puesto atención a lo que hace este genio de 34 años, haz vivido en un error garrafal.