Primal Scream: Música para verdaderos fans

A casi un año de su presentación en el Corona Capital...

Parece simple pronunciar Primal Scream. Sin embargo, detrás de dos palabras existe una trayectoria consolidada que después de más de 30 años sigue rindiendo frutos. ¡Y de qué forma! Hace casi un año, la agrupación lidereada por Bobby Gillespie se presentó en el Corona Capital para dar tan solo una prueba de la gran variedad que este festival ofrece pero que pocos saben apreciar. Ahora, regresan para presentarnos cortes de su más reciente disco, Chaosmosis.


Sin importar la lluvia, el frío, que fuera mitad de semana, el tráfico o el cansancio, la gente poco a poco comenzó a llegar al Plaza Condesa, recinto que resultó ideal para percibir todas y cada una de las tonalidades que Primal ofreció durante la noche.

106559primal2
primal2

Para ser una banda que tiene amplia carrera musical, prefirieron que para su presentación no hubiera grupo telonero, y a decir verdad, se agradece. Alguien de la talla de ellos no necesita introducción y mucho menos hacer esperar a sus fans que debo decir, en su mayoría eran chavorrucos ansiosos por escuchar esos temas que durante décadas han influido en la música.

Con luces que constantemente opacaron a Simone Butler -la única mujer de la banda con las piernas y actitud más sexy en todo el escenario-, aparecieron unos personajes con cabellos grises portando sus instrumentos, entregados y con gran pasión hacia la música. Después llegó Bobby como su frontman que para la ocasión optó por un traje sastre rojo combinado con camisa blanca y estampado floral.

106558primal
primal

“Movin’ on Up” fue la encargada de abrir el show. Su inicio fue enérgico, directo. La guitarra con sus pedales, el bajo y voces de Bobby y Simone se unieron para interpretar “Where The Lights Gets In”, “Jailbird” y “Accelerator”. Después, comenzó a imperar ese sonido ochentero de sintetizadores con “(Feeling Like A) Demon Again”. Luego dieron el bajón con “(I’m Gonna) Cry Myself Blind”, “Higher Than The Sun”, y nuevamente levantaron con sus teclados en “Trippin’ On Your Love” y “100% or Nothing”.

106560primal3
primal3

Justo en medio de su set, Bobby hizo una pausa para mencionar a quien ayer fue protagonista de todos los encabezados de los periódicos, de las redes sociales y sitios en internet. En efecto, hablamos de Donald Trump. “Swastika Eyes” y muchos, muchos “Fuck You” combinados con la típica grosería mexicana del silbido, fue lo que se escuchó en un Plaza que a pesar de estar lleno, tenía el espacio suficiente para que cada quien fuera a su ritmo y disfrutara del concierto.

La tercera parte estuvo mucho más cargada de baile. Manos levantadas, aplausos y gritos. Para ésta se escucharon “Loaded”, “Country Girl”, y “Rocks”, que además de ser la encargada de cerrar la primera parte fue uno de los puntos más altos de la noche.

106561primal4
primal4

Un rato más tarde, Primal Scream apareció de nueva cuenta para darnos, lo que diría Bobby, la “versión original de ‘Loaded'”, es decir “Kill All Hippies”. Moviéndose de un lado al otro del escenario, no hubo más que brincos y éxtasis que al final sucumbió ante los sonidos de la banda escocesa cerró con su interminable “Come Together”.

“Odiamos a Trump / Fuck you Trump / Unidos haremos la diferencia sin importar lo que suceda”, estas fueron tan solo algunas de las palabras en el mensaje que dió Bobby en un punto en el que ha quedado comprobado que la unión no hace la fuerza, pero que en cambio, la música sí hace una diferencia.

También lee:

El ‘Hitch’ mexicano que hace que ligues sí o sí

Niñofobia: ¿discriminación o derecho a la tranquilidad?

El ‘Sr. de la basura’ de tu cuadra estrenará carrito